Público
Público

El marco rojo del periodismo

Un libro traza la evolución de TIME', icono de la información general en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cada año, la revista TIME designa al personaje más importante de los 12 meses anteriores. La prestigiosa publicación señala un nombre, corona al personaje con su marco rojo, y tiene la capacidad de generar un debate sobre la idoneidad de su designación que demuestra la importancia y el peso que esta publicación mantiene casi 88 años después de su nacimiento.

Fundada el 3 de marzo de 1923 por Henry Luce y Briton Hadden, TIME fue la publicación 'que inauguró el segmento de revistas de información, la primera que organizó las noticias por secciones e inventó un sistema de escritura que hizo foco en los protagonistas', explica Norberto Angeletti, Editor jefe del área de revistas y proyectos especiales del diario Clarín. Angeletti es además el autor, junto a Alberto Oliva, de TIME, La historia ilustrada de la revista más influyente del mundo (Editorial Sol 90 Media), que mañana se publica en España y en los próximos meses en Corea, tras haber sido editado en Estados Unidos.

A lo largo de 431 páginas, este libro retrata la evolución que ha experimentado TIME, así como su papel en la historia del periodismo, con aportaciones como 'ordenar las noticias y hacer un producto completo', un esquema que luego sirvió para muchas otras revistas en el mundo.

'Su principal contribución fue que inventó una nueva manera de relatar las noticias. Dejó de lado la famosa pirámide invertida del periodismo, esa que dice que primero una noticia debe responder el qué, el quién, el cómo, el cuándo y el dónde, porque TIME escribía la noticia con suspense, creando pequeñas piezas literarias que llevaban al lector a través de los detalles y las personas', explica Angeletti, quien destaca que en momentos en los que no existía la televisión, 'sus artículos creaban imágenes en la mente de los lectores'.

La forma de narrar las noticias ha evolucionado durante sus casi 88 años de vida y, en la actualidad, los periodistas ya no escriben como en sus inicios ni tampoco como entre los años cuarenta y ochenta en los que TIME puso en práctica un sistema que llamó 'periodismo de grupo'. Esta técnica consistía en que todos los corresponsales y cronistas enviaban sus textos a Nueva York para que un redactor los resumiese en un sólo original respetando el estilo TIME.

Ahora los contenidos han cambiado 'considerablemente', ya que no cuenta la historia de la semana pasada, 'sino que los textos apuntan a clarificar los hechos del futuro'. 'Como le gusta decir a su actual director, Richard Stengel, antes miraban las noticias por el espejo retrovisor del auto. Ahora las miran por el parabrisas', precisa Angeletti.

Durante su historia, TIME ha tomado decisiones polémicas como nombrar a Hitler o a Jomeini como hombres del año. Pero Angeletti no tacha estas designaciones de error porque el propósito de la revista era 'elegir a la persona protagonista de la noticia más importante del año, sea esta buena o mala'. 'Seguro que estas elecciones no gustaron a los lectores, pero habla bien de la independencia de la revista', apunta.

Sin embargo, en este libro los autores califican de 'exacerbada' la subjetividad política de la revista. Según Angeletti, Henry Luce, que era hijo de un pastor presbiteriano que trabajaba en China, fue un 'fervoroso anticomunista' que entendía que TIME debía expresar los valores americanos. Para él, esos valores los defendía el partido Republicano y no el Demócrata. 'Por suerte', esta postura fue cambiando con los años y, para el autor, hoy la revista es 'más independiente'.

En plena era digital, TIME se está adaptando a los nuevos tiempos del periodismo y, ahora, en sus artículos 'le dan mucha trascendencia a la interpretación y el análisis de las noticias'. 'Buscan que los lectores sigan y se interesen por la opinión de sus columnistas, que abordan temas que nunca aparecerán en internet', indica Angeletti, quien recuerda que la publicidad que hace TIME es que en su web se encuentra, 'el quién, el cuándo y el dónde, pero el cómo y el qué va a pasar sólo está en la revista'.