Público
Público

La marea blanca catalana, de las más multitudinarias

La Plataforma pel dret a la salut y la Plataforma sindical unitària de la Funció Pública reclaman un servicio de salud público, de acceso universal, eficiente y de calidad, con unas condiciones de trabajo dignas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Miles de personas, 8.000 según la Guardia Urbana y 50.000 según los organizadores, se han manifestado hoy en Barcelona en defensa de la sanidad pública y en contra de su privatización, en un acto convocado por la Plataforma pel dret a la salut y la Plataforma sindical unitària de la Funció Pública.

Los manifestantes han marchado detrás de una pancarta con el lema 'En defensa de la sanitat pública, ni privatitzacions ni retallades' y han recorrido el trayecto entre Ronda Sant Pere y el final de Via Laietana coreando gritos a favor de la sanidad pública.

También se podía leer en otras pancartas 'la salut no té preu' o 'Retalleu la corruPPCiU' y 'amb la salut no s'hi juga' o 'prou de retallades' en las pegatinas que llevaban los manifestantes, algunos de ellos ataviados con batas blanca y verdes.

En declaraciones a la prensa, el secretario general de CCOO de Catalunya, Joan Carles Gallego, ha señalado que teme que el presupuesto de la Generalitat para 2013 será más restrictivo en sanidad por una cuestión ideológica y no económica y ha reclamado unas cuentas 'potentes y fuertes' en materia de servicios sociales. Gallego ha pedido que se paren los recortes y ha denunciado que los profesionales están asumiendo estas restricciones trabajando con menos medios y recursos.

El secretario general de UGT de Catalunya, Josep Maria Álvarez, ha lamentado que 'la gente que no tiene nada es la que está pagando todas las consecuencias de la crisis'.

La responsable de sanidad de UGT de Catalunya, María José Molina, que trabaja como enfermera en el Hospital Clínic de Barcelona, ha denunciado que se está instalando en los usuarios una sensación de 'inseguridad' y de 'miedo' y que el número de interinos ha disminuido, a la vez que han caído en picado las suplencias en los centros hospitalarios.

El secretario general de Metges de Catalunya, Francesc Duch, ha insistido en que se está cuestionando y amenazando un sistema sanitario público que siempre se ha caracterizado por su 'prestigio' y que los profesionales de la sanidad trabajan con 'estrés y sobrecarga', lo que afecta a los usuarios de la sanidad.

Antes de acabar la manifestación, que ha transcurrido sin incidentes, se ha leído un manifiesto en el que se denuncia que el sistema sanitario y de protección de la salud está 'seriamente amenazado' por la disminución del presupuesto y por la intención de los gobiernos de privatizar los servicios sanitarios con la excusa de la crisis.

Los organizadores han reclamado un servicio de salud público, de acceso universal, eficiente y de calidad, con unas condiciones de trabajo dignas.