Público
Público

La 'marea blanca' protesta ante el hospital cerrado por el que González paga a Capio 900.000 euros al mes

Cientos de personas se desplazaron hasta el municipio madrileño de Collado Villalba para protestar contra la privatización de la sanidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El hospital madrileño de Collado Villalba, uno de los nuevos modelos públicos de gestión privada, tenía que haber abierto sus puertas en enero, pero no ha sido así. Además, pese a estar cerrado, la Comunidad de Madrid tiene que seguir pagando a la empresa privada adjudicataria de la concesión -Capio Sanidad- 900.000 euros al mes en concepto de amortización de la obra y gastos de mantenimiento. Y así será hasta finales de 2013, cuando está prevista la inauguración del centro sanitario, según la Consejería de Sanidad que preside Javier Fernández Lasquetty.

En total, el Ejecutivo de Ignacio González habrá desembolsado, en estos 12 meses, casi 11 millones de euros por un hospital que no ofrece asistencia sanitaria a los pacientes del municipio de Collado Villalba y alrededores.

Por este motivo, cientos de personas han secundado hoy la convocatoria de la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública -constituida por sindicatos y organizaciones de lucha contra la privatización del sistema sanitario- y se han desplazado hasta la citada localidad para mostrar su rechazo a la gestión del Gobierno madrileño.

Con los carteles con los ya tradicionales lemas de la marea blanca ('La sanidad no se vende, se defiende'; 'Salvan bancos, cierran hospitales'; o 'La sanidad se vende, el paciente se resiente') y otros que hacían alusión a los últimos casos de corrupción que afectan a dirigentes del PP ('Tu sobre es mi recorte' o 'Recortar en sanidad, corrupción mortal'), varias marchas partieron de los pueblos de la sierra noroeste de Madrid hasta confluir frente al hospital de la polémica.

Esta ha sido una de las muchas movilizaciones que, casi a diario, protagonizan trabajadores y usuarios de la sanidad pública madrileña. Ayer mismo, las batas blancas también trasladaron sus reclamaciones al desfile de carnaval madrileño, escenificando -con pintadas en sus caras- la muerte de la sanidad pública. [La foto ha sido publicada en el Twitter de Afem].

Esta semana continuarán las protestas, entre las que se incluye una jornada de 'no huelga' convocada por la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem). El martes, quienes se unan a esta iniciativa, destinarán el dinero que perderían si hubiesen hecho huelga a crear un fondo común con el que sufragarán los gastos de los servicios jurídicos con los que pretenderán 'frenar la privatización de la sanidad por la vía legal', según el cartel de la convocatoria. El próximo domingo, 17 de febrero, tendrá lugar la primera marea blanca a nivel nacional.