Publicado: 29.05.2013 07:51 |Actualizado: 29.05.2013 07:51

La Marea Ciudadana sale a la calle el 1 de junio contra el "austeridicio"

En más de 70 ciudades europeas se han convocado movilizaciones bajo el lema "Pueblos unidos contra la Troika"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Que las protestas contra los recortes del Gobierno del PP han de ser lo más unitarias posible es un principio que ya ha calado entre los movimientos y colectivos. Además, dado que quien ordena las medidas de austeridad es la Troika (FMI, BCE y Comisión Europea), la movilización también debe unir a los ciudadanos de todos los países que las están sufriendo. Y por este motivo la plataforma Marea Ciudadana, convocante de la multitudinaria manifestación del pasado 23-F, que unió a todas las mareas en defensa de los servicios públicos, sindicatos, 15-M y otros movimientos sociales, ha vuelto a convocar movilizaciones en todo el país para el próximo 1 de junio, coordinándose así mismo con los movimientos de buena parte de países europeos, que también clamarán ese día contra el "austericidio". En total, serán más de 70 las ciudades europeas en las que habrá movilizaciones bajo el lema "Pueblos unidos contra la Troika".

Integrantes de la Marea Verde por la Educación, la Blanca de la Sanidad, la PAH, el 15-M, Juventud Sin Futuro, Ecologistas en Acción y una infinidad de movimientos y plataformas están coordinados en la Marea Ciudadana como espacio unitario de protesta con el objetivo de reclamar  tres demandas básicas: "Por la Justicia social y ambiental, por la Transparencia y la Democracia Participativa, en defensa de unos Servicios Públicos y Universales y por una Auditoria Ciudadana de la Deuda".

Esta movilización surge de la plataforma portuguesa 'Que se lixe la Troika'

Además, con esta convocatoria la Marea Ciudadana pretende evidenciar "el gran fracaso que han supuesto las políticas económicas y financieras de recortes, desahucios, reforma laboral y privatización impuestas por la Troika, así como la alarmante corrupción institucional". Y el manifiesto alude a todos los sectores sociales: "Llamamos a todas los personas, con o sin partido, con o sin trabajo, con o sin esperanza, a unirse a esta propuesta el próximo 1 de Junio. Apremiamos a todas las organizaciones políticas, movimientos sociales, sindicatos, partidos, colectivos, grupos informales, a unirse en esta jornada internacional".

Esta iniciativa surge de un encuentro que tuvo lugar a finales de abril en Lisboa organizado por el colectivo luso Que se lixe a Troika ("Que se joda la Troika"), con apenas medio año de vida y que consiguió sacar a más de un millón y medio de personas a las calles de todo Portugal el pasado 2 de marzo bajo el lema inspirado en la Revolución de los Claveles: "El pueblo es quien más ordena". Y las distintas plataformas que se dieron cita allí han extendido las convocatorias a Francia, Italia, Grecia, Chipre, Irlanda, Inglaterra, Escocia, Alemania y Eslovenia. En España, Marea Ciudadana reúne a cerca de 300 organizaciones y colectivos.

Izquierda Unida, que también apoya y convoca a la manifestación, esta semana acoge en Madrid a Jean-Luc Mélenchon, líder del Front de Gauche francés, y Alexis Tsipras, cabeza de la Syriza griega. De esta forma, Cayo Lara pretende dar una imagen de fuerza y unidad de la izquierda europea y reforzar así su posición frente a Bruselas. Y por ello los tres líderes de la izquierda política apoyan las movilizaciones en sus respectivos países.


"Las brutales e inhumanas políticas de ajuste impuestas por la odiosa Troika con la ayuda de los gobiernos cómplices, están causando en Europa la mayor crisis de la democracia de las últimas décadas" denuncian los convocantes en el comunicado que han publicado para la ocasión. Y continúan sentenciando que "millones de personas estamos siendo condenadas al paro, la pobreza e incluso a la muerte por una deuda ilegítima e impagable, que en su mayor parte es privada; de bancos, grandes empresas y entidades financieras. El rescate Europeo a la banca, avalado y garantizando por el Estado, una vez más privatiza los beneficios mientras socializa las pérdidas y a cambio exige recortes sangrantes".

En Madrid los convocantes piden a Cifuentes que "se abstenga de criminalizar la protesta"

La movilización central en España tendrá lugar en Madrid, donde se espera que sea más multitudinaria. En vez de terminar en la Plaza de Neptuno, como ha ocurrido en las últimas protestas, esta ocasión se ha elegido este lugar para el arranque. Así, la marcha partirá desde la zona frente al Congreso de los Diputados a las 18.30 horas y pasará frente a los principales centros de poder, como la Bolsa y el Banco de España, para llevar a cabo actos simbólicos que representen el rechazo a las medidas de "austericidio" de la Troika. Finalmente, terminará en la sede de la Unión Europea, en la Glorieta de Emilio Castelar.

Al igual que ya hicieran el 23-F, los organizadores han decidido comunicar a la Delegación del Gobierno en Madrid el recorrido y los horarios de la marcha por los cauces oficiales para evitar, entre otras cosas, que la Policía utilice este pretexto para cargar contra los manifestantes y evitar disturbios, según recoge Europa Press. Sin embargo, los representantes de la plataforma que se reunieron con Cristina Cifuentes para abordar los preparativos solicitaron que "se abstenga de criminalizar la protesta social como, desgraciadamente, hizo con motivo de la manifestación convocada el pasado 23-F así como en otras ocasiones".