Público
Público

La marea verde de Balears: "Contra la imposición, Educación"

Padres y profesores recuerdan que su protesta no se debe sólo al decreto del trilingüismo. La última reunión entre sindicatos y Govern iniciada este miércoles se reanuda hoy por la mañana.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'No es sólo por el ataque al catalán; es porque el Govern está vulnerando derechos fundamentales, como el que tienen las familias a participar y decidir sobre la educación de sus hijos'. Así resume el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Fapa) de Mallorca, Vicente Rodrigo, los motivos que han llevado a las familias a apoyar la huelga indefinida que desde hace tres semanas protagonizan los docentes de Illes Balears. Un conflicto desatado tras la aprobación, por parte del Ejecutivo de José Ramón Bauzá, del decreto sobre el Tratamiento Integrado de Lenguas (TIL) que impone el trilingüismo (castellano, catalán e inglés) en la comunidad; una normativa que fue tan sólo 'la gota que colmó el vaso'. 

'Tras soportar dos años de recortes, la imposición de este decreto, al más puro estilo del oeste, por la fuerza, han acabado de encender los ánimos de la comunidad educativa y despertar a la masa social que llevaba todo ese peso a la espalda', continúa Rodrigo. 'De ahí que el lema de la manifestación del pasado domingo fuera 'Contra la imposición, defendemos la Educación'', apostilla.

Porque, lejos de lo que se pueda pensar, la protesta de la comunidad educativa balear no se centra sólo en la eliminación del catalán como lengua vehicular, sino en otras decisiones de la Conselleria de Educació que dirige Joana Maria Camps y que padres y profesores consideran 'ideológicas y no pedagógicas'. 

'Pretenden que el trilingüismo, que supone dar la asignatura de matemáticas en inglés —entre otras cuestiones—, esté instaurado en toda la Educación Primaria (de 3 a 12 años) en un plazo de dos años, cuando nos llevó 10 implantar el catalán', explica el secretario general de STEI —uno de los sindicatos convocantes de la huelga—, Biel Caldentey. 'Nosotros estamos de acuerdo con que los alumnos aprendan inglés, pero tal y como lo quieren implantar, no es un proyecto pedagógico, sino ideológico-político', denuncia. 

'Tras este decreto se esconde el 'estilo Lomce' en el que padres y docentes no pintan nada'

Además, el decreto de la polémica incluye otro punto que ha contribuido a 'abrir la caja de Pandora'. 'Si el Consejo Escolar no se pone de acuerdo en cómo implantar el trilingüismo en un centro, la Conselleria elige el modo de hacerlo', especifica el presidente de la Fapa. 'Ello supone que se vulnera el derecho de las familias, los docentes y los alumnos a opinar y decidir sobre la educación que se imparte en el colegio', insiste. 'Por eso, a parte del tema sociolingüístico, en este decreto se esconde el 'estilo Lomce' en el que padres y docentes no pintan nada porque lo único que interesa es que el Gobierno controle la gestión de los colegios', agrega Rodrigo. 

Y todo ello se suma a las 'agresiones' que durante dos años lleva sufriendo el sistema educativo balear. El aumento de ratios de alumnos por profesor, la falta de sustituciones, o los recortes en becas de transporte escolar y de comedor, son sólo algunas de las denuncias que enumeran tanto Rodrigo como Caldentey. Pero los agravios de la conselleria a la comunidad educativa no terminan ahí. 'Los directores de los centros han sido sancionados por opinar sobre el TIL y decir que veían en ciertas irregularidades en el decreto' —lamenta el secretario general de STEI— y los padres han sido amenazados con retirarles la custodia de sus hijos si no los llevan a clase por la huelga. 

El presidente de la Fapa: 'Yo no puedo hablar con una pared, pero tampoco quiero que me gobierne'

Desde la Fapa han logrado tranquilizar a las familias, ya que 'no hay precedentes de retirada de custodia por absentismo de ese tipo', asegura Rodrigo. Y es que, aunque reconocen los perjuicios de que sus hijos lleven tres semanas sin ir a clase —incluso piensan en cómo retrasar la Selectividad de los alumnos de 2º de Bachillerato—, la Fapa continúa apoyando la lucha de los maestros. 'Los profesores son unos héroes que están demostrando su verdadera vocación docente; no hacen huelga por motivos salariales, sino por unas condiciones de trabajo para ellos que no benefician pedagógicamente a los alumnos', exclama el presidente de la plataforma. 'Por eso, —agrega— si no se llega a un acuerdo pronto, a un consenso entre todos, tendremos que reinventarnos y pulsar otro botón'. 'Yo no puedo hablar con una pared, pero tampoco quiero que me gobierne, y así lo haré saber en las próximas elecciones', aventura Rodrigo. 

Por su parte, Caldentey, que aún se sorprende por 'el enorme apoyo social' que están recibiendo los profesores, no se muestra muy esperanzado sobre la proximidad de un acuerdo con la conselleria. De hecho, la reunión de este miércoles entre sindicatos y Govern se alargó hasta la madrugada —hubo una concentracion espontánea frente a la conselleria— y se reanuda hoy por la mañana. En un receso de dicho encuentro, el secretario general del STEI enumeró para Público algunos de los puntos más conflictivos: la implantación del trilingüismo, la obligación de retirar los lazos con la bandera catalana de los edificios públicos y el expediente disciplinario abierto a los directores de los colegios, a quienes les han dejado volver a ejercer como profesores, pero no con dicho cargo.

El 19 de abril se aprobó el Decreto 15/2013, por el cual se regula el tratamiento integrado de las lenguas en los centros docentes no universitarios de las Illes Balears [ver pdf] ha sido polémico desde su aprobación. Especialmente porque, con él, el catalán deja de ser la lengua vehicular para dar prioridad al castellano y al inglés. Un hecho que hace sólo unos días fue aplaudido por el ministro de Educación, José Ignacio Wert. 'El decreto cumple todos los objetivos de la Lomce' [Ley para la Mejora de la Calidad Educativa, a punto de aprobarse], sentenció. 

Poco después de su aprobación, cuando los centros educativos recibieron las instrucciones para empezar a aplicar la nueva normativa en el presente curso, los sindicatos STEI y UGT recurrieron a los tribunales para intentar impugnarla. Y ganaron la primera batalla: el Tribunal Superior de Justicia de Illes Balears (TSJIB) paralizó de forma cautelar la aplicación del decreto.

Sin embargo, el Govern de Bauzá se apresuró a convertir el decreto del trilingüismo en un decreto ley con el que dejaba las manos atadas al TSJIB. El Tribunal justificó que el decreto ley es 'una norma infiscalizable' para ellos que deja su suspensión cautelar en un 'destierro jurídico'. Y todo ello ocurrió ya en plena huelga de la comunidad educativa que, a pesar del desgaste acumulado en las tres últimas semanas, no piensa dejarse vencer.

'Cuando la conselleria nos traslade una propuesta que consideremos racional, la trasladaremos a la Asamblea de Docentes y se votará, en referéndum, en los centros educativos. Ahí, por responsabilidad, si la oferta del Govern es buena, plantearemos el fin de la huelga indefinida', explicó ayer el secretario general de STEI a este diario. 'Pero hoy no creo que hoy [por ayer] vayáis a tener esa exclusiva', concluyó Caldentey.