Público
Público

Margallo avisa a Mas de que no cabe la secesión unilateral en la Constitución

"La nación de nuevo cuño tendrá que pedir la adhesión a la UE", y "ponerse a la cola" de los países que ya la han pedido, dice el ministro de Exteriores.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha advertido al presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, de que dentro del ordenamiento constitucional español 'no cabe la secesión unilateral' de una comunidad autónoma y que tampoco está previsto en el marco de la Unión Europea.

En rueda de prensa con su homólogo argelino, Mourad Medelci, el jefe de la diplomacia ha explicado que el Tratado de la UE estipula que 'la organización territorial de los estados miembros corresponde a los estados miembros'.

En el caso de España, ha proseguido, el Artículo 2 de la Constitución deja muy clara la 'unidad de la nación española' y durante la redacción de la Carta Magna se llegó a plantear una enmienda sobre autodeterminación que 'fue rechazada por las fuerzas políticas presentes'.

Así pues, 'en el marco constitucional español no cabe la secesión unilateral, no cabe la declaración de independencia de ninguna región, no cabe la separación de ninguna región', ha advertido. 'Y si no cabe en el marco constitucional español, no cabe en el ordenamiento europeo', ha recalcado.

En todo caso, ha proseguido, 'en el supuesto de que haya una secesión' en un Estado miembro de la Unión, 'la nación de nuevo cuño tendrá que pedir la adhesión' y 'ponerse a la cola' de los países que ya la han pedido.

UNANIMIDAD

El titular de Exteriores ha recordado que la entrada de nuevos países en la UE debe ser 'aprobada por unanimidad' de los 27 estados miembros y ha considerado que obviamente 'la decisión no sería la misma' si la secesión ha sido 'fruto de un acuerdo' y dentro del marco del ordenamiento jurídico del estado miembro que si no lo ha sido.

Por otra parte, García-Margallo ha considerado 'bastante absurdo' que se plantee este debate en la era de la globalización, en la que 'solo las organizaciones fuertes sobreviven, las otras corren el riesgo de ahogarse', ha dicho.

Además, en la UE, el debate actual coincide en que se está en la 'era postnacional' y por tanto no se discute sobre convertir a la UE en 'una federación de estados nación, que es lo que tenemos ahora, sino una auténtica unión federal'.

Así pues, 'me parece bastante absurdo el plantear un debate que en el mejor de los casos es en términos del siglo XX y en el peor del XIX', ha remachado.