Publicado: 16.10.2014 07:37 |Actualizado: 16.10.2014 07:37

Margallo se la juega en la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, lleva desde el domingo por la noche en Nueva York, apurando la campaña para que España logre un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU para el bienio 2015-2016 y por el que compite con Turquía y Nueva Zelanda. La votación tendrá lugar hoy en la Asamblea General de Naciones Unidas y Margallo ha puesto toda la carne en el asador hasta convertir el asunto "casi en una cuestión personal", aseguran fuentes parlamentarias del PP. El Gobierno es muy prudente, sin embargo, con aventurar un resultado, pues aunque dice contar con muchos apoyos que le han sido trasladados verbalmente, al ser el voto secreto, las tornas pueden cambiar en el último momento o, simplemente, "quien dice apoyarte, no te apoya".

La presión sobre el ministro de Exteriores es muy fuerte, confirman los mismos consultados; la marca España pasa por un momento pésimo, debido, sobre todo, a los casos de corrupción y la crisis del ébola, y la entrada en el Consejo de Seguridad supondría una "bocanada de oxígeno" para el país ante el mundo. Margallo, según publicaba ayer Europa Press, en su estrategia de ir a por todas, ha recurrido incluso al favor de exministros socialistas, como Miguel Ángel Moratinos (Exteriores) o María Teresa Fernández de la Vega (Vicepresidencia) Se trata de una "cuestión de Estado", explican los conservadores, por lo que es perfectamente comprensible haberles pedido ayuda para una candidatura que presentó José Luis Rodríguez Zapatero en 2005. Según la agencia de noticias, además, con resultados, pues Moratinos habría conseguido el apoyo de Cuba, Guinea Ecuatorial, Yibuti, Níger, Burkina Faso y Sudán y De la Vega, que preside la Fundación Mujeres por África, de varios países de África Occidental.

El Gobierno da por hecho que Nueva Zelanda logrará uno de los dos asientos del bloque Europa Occidental y otros Estados (al que pertenece España) cuya representación se vota hoy en la Asamblea General de la ONU, pues hace dos décadas que no está en el Consejo de Seguridad. Por tanto, el gran rival de nuestro país es Turquía, que entró en la disputa, además, en 2011 y tras haber ocupado ya un asiento en el bienio 2009-2010, pero que siempre ha reclamado mayor representación en el Consejo de Seguridad.

España debería recabar el apoyo de 129 Estados (dos tercios) de los 193 que componen la Asamblea y el Gobierno dice tener el apoyo europeo, salvo de Suecia y Reino Unido. También de América Latina, salvo de Brasil y, según Europa Press, que cita a fuentes diplomáticas, se la juega en África Subsahariana-donde Turquía le habría comido el terreno con la ayuda en cooperación-, el Caribe y las islas del Pacífico.