Público
Público

De marginado en Bilbao a ídolo en Atenas

Sarriegi jugó en el mejor Alavés de Mané, pero fracasó en el Athletic

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Yo no soy un jugador de gran nivel y nunca había pensado que iba a jugar la Champions'. Para qué tirarse el pego. Josu Sarriegi se ha convertido por esos inescrutables caminos del fútbol en uno de los héroes del Panathinaikos en la presente edición de la Liga de Campeones. Exponente de la prolífica cantera de centrales vascos, se vio obligado a emigrar hasta Grecia para encontrar minutos y rascar un puñado de euros.

'El nivel no tiene nada que ver con la Liga, pues en España todos los equipos tienen un nivel muy alto y aquí no pasa lo mismo', reconoce el defensa.

Un gol de Josu en el campo del Inter de Milán provocó un seísmo en su grupo de la Champions. La caída del gran favorito otorgó el primer puesto del grupo al Panathinaikos, 'yo no marco muchos goles y hacer uno en un día tan importante la verdad es que es muy bonito para mí. Ganamos allí y la verdad que para el club es un victoria muy importante', recuerda Sarriegi.

El poderoso imán de las canteras del Athletic y de la Real Sociedad no ejerció atracción por este central guipuzcoano que atravesó por equipos modestos antes de tener su oportunidad en Primera. El salto hacia el fútbol profesional llegó desde los vagoneros del Beasain.

El pique con Ronaldinho

Con Mané como entrenador vivió sus mejores años en España. Debutó en la máxima categoría con el dorado Alavés, que llegó hasta la final de la UEFA con el Liverpool, y volvió a ponerse a sus órdenes en el Athletic unas temporadas después.

Fue titular casi toda la temporada, pero la marcha del técnico le dejó en una situación complicada en la plantilla por lo que se decidió a aceptar la oferta griega en 2007.

De su paso por el Athletic, las cámaras de televisión pillaron un pique con Ronaldinho. Harto de tanto regate y piruetas del brasileño con el marcador ya 3-0 a favor del Barcelona, Josu le recriminó su actitud: 'Eh, esta es la última, ni una más'. 'Yo juego así', respondió Ronnie.