Publicado: 19.12.2013 14:43 |Actualizado: 19.12.2013 14:43

María Teresa Campos deberá pagar al matrimonio Aznar-Botella 60.000 euros por hablar de infidelidad

El Supremo sentencia que la periodista cometió delitos contra el honor y la intimidad de la pareja al comentar, en un programa radiofónico en 2007, que atravesaban una crisis matrimonial por culpa de una infidelidad del expresidente del G

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sala Primera del Tribunal Supremo ha confirmado la condena impuesta a la periodista María Teresa Campos por intromisión ilegítima en el honor y en la intimidad personal y familiar del expresidente de Gobierno, José María Aznar y de su esposa, Ana Botella. La periodista deberá pagar 60.000 euros al matrimonio por derecho al honor y a la intimidad del matrimonio.

Esta condena se realiza a colación de los comentarios realizados en 2007 por la periodista, en un programa de la emisora Punto Radio, en los que relacionaba al matrimonio con una separación por infidelidad. Estas declaraciones salieron a colación de una noticia que había dado el extinto programa Aquí hay Tomate, donde adelantaban la separación de un matrimonio político y que María Teresa Campos atribuyó al matrimonio Aznar-Botella. 

 La sentencia que se hace publica este jueves 19 de diciembre, desestima los recursos presentados por Campos a la denuncia del matrimonio. El Tribunal considera que "la revelación de una supuesta crisis matrimonial e infidelidad del Sr. Aznar es un acto susceptible de constituir una intromisión en el honor y la intimidad de los afectados, cuya legitimidad desaparece desde el momento en que no concurren los presupuestos que justifican la preeminencia de la libertad de información".

A pesar de que los demandantes eran personajes públicos, el magistrado considera que "la información se refería a aspectos de su vida privada que no habían consentido que fueran de conocimiento público, y porque en todo caso se trató de una información falsa".

Por todo ello, la periodista tendrá que pagar una sanción de 60.000 euros al matrimonio por asegurar que la pareja atravesaba una crisis matrimonial por culpa de una infidelidad del expresidente del Gobierno.