Público
Público

Mariano Rajoy ve bien la visita de Aznar a Melilla

Advierte que es Marruecos quien tiene que "explicar" lo sucedido y no España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tras guardar silencio en el día de ayer, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha declarado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es 'débil' y ha 'abdicado' de sus responsabilidades para con la ciudad de Melilla en el conflicto que ha tenido lugar durante estos últimos días en la frontera con Marruecos.

El líder conservador aseguró que Marruecos es quien 'tiene que explicar' qué es lo que ha ocurrido y España 'no tiene que explicar nada'. Además, ha defendido la visita de Aznar a la ciudad autónoma alegando que es un 'ciudadano español' que tiene perfecto derecho a ir para que Melilla vea que 'hay alguien que se preocupa por ellos'.

Rajoy, que dijo desconocer 'absolutamente' dónde puede estar el origen del conflicto, quiso enviar su 'solidaridad, afecto y cariño' a las mujeres que forman parte del Cuerpo Nacional de Policía y que, dijo, 'han sido objeto de todo tipo de humillaciones por parte de algunas personas en la frontera de España con Marruecos'.

Rajoy: 'quiero que el Gobierno actúe'.

Sin embargo, considera que el Ejecutivo ha demostrado una 'debilidad' que ha calificado de 'impropia de una democracia avanzada' como la española y de una 'potencia como es España'. 'Es inaceptable que el Gobierno español haya desaparecido', exclamó.

En este sentido, ha criticado duramente la ausencia del ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos durante toda la 'crisis' con el país vecino, así como del cuerpo diplomático. 'El ministro de Asuntos Exteriores no existe, el embajador de España en Rabat no está, el cónsul de España en Nador no está', recordó Rajoy, quien aseveró que el ministro Moratinos 'está para algo'. En cuanto al embajador, considera que 'no puede estar de vacaciones o sin haber tomado posesión' cuando se han producido circunstancias como las de la frontera de Melilla.

En opinión de Rajoy, este asunto se ha producido por una 'dejación de responsabilidades, una abdicación total de lo que corresponde hacer a un Gobierno' en relación con las agresiones que se han sufrido en la frontera con Marruecos.

El presidente de los conservadores considera que lo primero que debe hacer el Ejecutivo de Zapatero es 'dejar de ser débil', 'hablar las cosas' con Marruecos y 'ser claros'.

En su opinión, se está hablando de una frontera que 'también es una frontera europea' y 'por lo tanto, Marruecos tiene que explicar qué es lo que está ocurriendo' y España 'no tiene que explicar nada'.

Rajoy, quien recordó que 'Melilla es España, como todo el mundo sabe, desde hace ya cientos de años', defendió también las visitas de José María Aznar y de su vicesecretario de comunicación, Esteban González Pons a la ciudad autónoma a lo largo de esta semana.