Público
Público

Marina Núñez explora los límites del canon en su muestra "Cuarta pared"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La artista palentina Marina Núñez explora los límites del canon y la nueva concepción del ser humano en su última muestra, que se expone en la Fundación Díaz Caneja de Palencia hasta el próximo 4 de abril.

Bajo el título "Cuarta pared", Marina Núñez expone por primera vez individualmente en Palencia, la ciudad donde nació en 1966.

La muestra está formada por dieciséis infografías en cajas de luz, fruto del trabajo de los últimos años, y una gran instantánea tratada digitalmente y fijada en pvc sobre el suelo del piso inferior de la sala de exposiciones de la Fundación Díaz Caneja.

La obra del piso de abajo ha sido realizada expresamente para la Fundación Díaz Caneja, aprovechando la arquitectura de esta sala y "usando el agujero central que se abre entre la planta de arriba y la de abajo", ha explicado la artista a Efe.

De esta forma Marina Núñez obliga a tener una visión cenital de tres mujeres de un tamaño desmesurado en relación con el paisaje que las rodea, un bosque de arboles enanos y un paisaje seco, desértico y desolado.

"La imagen recuerda a Gulliver en el país de los liliputienses y se plantea las relaciones entre lo gigante y lo pequeño", ha apuntado la artista.

De hecho, la intención de esta obra es trasmitir un doble mensaje, convirtiendo a las mujeres en la causa de la devastación del paisaje y a la vez en un territorio nuevo, con bultos y deformaciones, sobre el que crece de nuevo la naturaleza.

Es la paradoja de la creación y la destrucción y la constante preocupación por los cuerpos metamórficos y por las mutaciones que aparece en la obra de la artista palentina, inmersa en la investigación de la técnica digital.

Hasta el próximo 4 de abril, la sala de exposiciones de la Fundación Díaz Caneja es escenario de máscaras, rostros distorsionados, híbridos -mitad humanos, mitad máquinas-, seres humanos con ojos múltiples y cuerpos femeninos que se metamorfosean.

Son monstruos y "monstruas" que se mueven entre la desaparición de lo humano y el nacimiento de los "poshumano" entendido como una nueva situación, una nueva concepción del ser humano provocada por las nuevas tecnologías o la ingeniería genética, ha explicado la artista.

Se trata de algo nuevo "que todavía está sin definir y que aborda los conceptos de multiplicidad y de canon", ha manifestado.

Y es que en esta muestra Marina Núñez ha dado vueltas a sus habituales criaturas anómalas y monstruosas para explorar los límites del canon y desafiar sus consecuencias, porque para ella "el canon solo sirve para ningunear a las personas que se quedan fuera", ha señalado.

Es una muestra "inquietante" con la que su autora pretende también "romper la cuarta pared", esa pared imaginaria que se levanta entre el artista y el publico, para que el espectador se zambulla en cada obra e interactúe con ella.

Marina Nuñez se licenció en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y es profesora de Pintura en la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra.

Desde 1992 su obra ha participado en numerosas muestras colectivas e individuales en España, Amsterdam (Países Bajos), París (Francia), México, Bruselas (Bélgica) y San Francisco (Estados Unidos).

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) ha acogido su última muestra, titulada "Fin".