Público
Público

La Marina de Sri Lanka mata a 26 rebeldes en una batalla naval

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La marina de Sri Lanka mató el lunes a 26 Tigres de Tamil y destruyó cuatro embarcaciones en una batalla naval de seis horas cerca de la franja de tierra que es la última posición del grupo, según el Ejército.

Un marinero murió y otros tres resultaron heridos en el combate, que se produjo frente las costas de Chalai, en el norte de la zona declarada de alto el fuego por el Ejército y donde los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE, en sus siglas en inglés), se esconden entre decenas de miles de civiles.

Allí, el Ejército espera terminar pronto con 25 años de un conflicto en el que los Tigres llegaron a controlar 15.000 kilómetros cuadrados del país, un área que se ha visto reducida a tan sólo 25 kilómetros cuadrados.

La batalla comenzó poco después de medianoche, cuando un escuadrón especial de la Marina y un otro de ataque rápido localizaron un grupo de embarcaciones de los LTTE, de acuerdo con el Ejército.

"Las cuatro naves fueron destruidas, matando a 26 Tigres Marinos, incluyendo un líder (que se encontraba) a bordo. Perdimos un marinero debido a los disparos y tres más, incluyendo un oficial, resultaron heridos", dijo el comandante y portavoz militar Mahesh Karunarathen.

El grupo naval de los rebeldes, conocidos como los Tigres Marinos, lleva años dando problemas a la Marina, utilizando pequeños botes con potentes motores fuera borda para asediar barcos más grandes y realizar ataques suicidas o de otra clase, pasar armas de contrabando y trasladas a sus guerrilleros.

Pero luego la Marina construyó una flota de naves pequeñas, rápidas y equipadas con armas pesadas para combatir esa amenaza, y ha conseguido una constante serie de ataques mortales contra la que era una de las unidades tácticas más efectivas de los Tigres.

No se pudo contactar con los Tigres para obtener comentarios.

El grupo armado sólo controla ahora un kilómetro cuadrado fuera de la zona sin combates, el último vestigio que conservan de la tierra por la que combaten desde 1983 en la aspiración de convertirla en un estado separado para la minoría tamil de Sri Lanka.