Público
Público

Marinos de Seychelles y de la UE rescatan a siete pescadores secuestrados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siete pescadores seycheleses que habían sido secuestrados por piratas somalíes fueron rescatados por la Armada de Seychelles y la Fuerza Naval Europea (EU NAVFOR), que detuvieron a los secuestradores, informó hoy la Presidencia del país en un comunicado.

En la nota, el presidente, James Michel, precisa que los tripulantes del pesquero "Faith" fueron secuestrados por los piratas en aguas económicas exclusivas de las Seychelles.

Tras su rescate, dice el escrito oficial, tanto los pescadores rescatados como los piratas detenidos son conducidos a la isla de Mahe, la principal del archipiélago y donde se encuentra Victoria, la capital de las Seychelles.

El gobernante muestra su satisfacción por la liberación de los pescadores y afirma que, junto con sus familias, espera "impaciente su regreso a la seguridad en Mahe".

Hoy mismo, la organización Ecoterra, con sede en Nairobi y que vigila la navegación, la pesca y la piratería en el índico, señaló que al menos 32 barcos y 568 rehenes están en manos de los piratas somalíes, incluida una pareja sudafricana capturada en un pequeño yate.

Los piratas somalíes incrementaron su actividad a partir de 2005 y, desde entonces, han conseguido cientos de millones de dólares en rescates lo que les ha permitido mejorar su armamento y sistemas de navegación y comunicaciones, para llevar a cabo sus ataques cada vez con más eficacia y más lejos de sus costas.

Pese a que una treintena de países, entre ellos las mayores potencias del mundo, han desplazado a la zona del Índico barcos de guerra para combatir a los piratas somalíes, este año han conseguido capturar más buques que nunca y obtenido los mayores rescates por su liberación.

La ONU ha considerado que los piratas somalíes, que amenazan la navegación comercial en el golfo de Adén, la entrada hacia el canal de Suez, y también en el Índico, hacia el cabo de Buena Esperanza, son un problema para la estabilidad mundial.

La piratería en Somalia se ve beneficiada por la falta de un Gobierno efectivo y la miseria en el país, asolado por 19 años de guerra civil, iniciada cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barre.