Publicado: 07.04.2014 20:55 |Actualizado: 07.04.2014 20:55

Mario Draghi ganó 378.240 euros en 2013 al frente del BCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sueldo de Mario Draghi como presidente del Banco Central Europeo (BCE) aumentó un 1,1% en 2013, hasta los 378.240 euros, una mejora superior a la del año anterior, cuando el salario anual del presidente de la entidad aumentó un 0,8% hasta los 374,124 euros. De este modo, la subida de la retribución salarial percibida por el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona se situó, a diferencia del año anterior, por encima de la tasa de inflación de la región, que se situó en diciembre de 2013 en el 0,8%.

Desde que comenzó la crisis financiera, el presidente del BCE ha visto incrementado su salario en un 9,6%, puesto que en 2007 Jean Claude Trichet percibió un sueldo de 345.252 euros. Desde entonces, se incrementó un 1,9% en 2008, un 2,5% en 2009 y un 2% en 2010, subidas que se redujeron al 0,8% anual en los dos siguientes ejercicios.

Por su parte, el vicepresidente del BCE, Vitor Constancio, recibió en 2013 un salario de 324.216 euros, en comparación con los 318.132 euros que ganó en 2011, lo que representa una subida del 1,1%, mejora aplicada también a los sueldos del resto de miembros del Consejo Ejecutivo del BCE, que ascendió a 270.168 euros anuales. Por su parte, Yves Mersch percibió además en enero de 2013 la remuneración correspondiente a 2012, ya que se incorporó al consejo el 15 de diciembre de ese mismo año. Por ello, el importe abonado en este casi ascendió a 281.833 euros.

El BCE precisó que los ejecutivos de la entidad reciben un salario base y prestaciones adicionales por residencia y representación. Sin embargo, el presidente de la institución dispone de una residencia oficial propiedad del BCE en lugar de dicha prestación por residencia. "De acuerdo con lo dispuesto en las condiciones de contratación del personal del Banco Central Europeo, los miembros del Comité Ejecutivo tienen derecho a prestaciones por residencia, hijos y educación en función de sus circunstancias individuales", explicó el instituto emisor europeo.

En esta línea, añadió que los salarios están sujetos a tributación a la Unión Europea y a deducciones en relación con las aportaciones al plan de pensiones y a los seguros médico y de accidente, mientras que las prestaciones sociales no están sujetas a tributación y no computan a efecto de pensiones.

En términos generales, el BCE dedicó a gastos de personal, que incluye salarios, otros gastos sociales, primas de seguros y gastos diversos para los empleados, un importe total de 187,3 millones de euros, lo que supone un alza del 1,5% respecto a los 184,6 millones que dedicó a esta partida en 2011.