Público
Público

Mario Vaquerizo propone "Una cita con Nancys Rubias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Irreverentes, provocativas y con mucho humor, Nancys Rubias, el grupo liderado por Mario Vaquerizo, regresa con su nuevo trabajo "Una cita con Nancys Rubias", disco que el marido de Alaska define como una "consagración" del sonido de la banda, que estuvo "a punto de disolverse" tras la muerte de Susi Pop.

La noticia salió en todos los periódicos y el golpe para las Nancys fue tan grande, que incluso se plantearon dejar de actuar, aunque ya habían concluido la grabación de este último disco. Finalmente, Nancy Anoréxica, Nancy O, Nancy Travesti y Nancy Reagan han decidido continuar el camino que emprendieron junto a Susi Pop, la Verdadera Nancy Rubia, a la que dedican esta "cita" con el pop-punk.

"Di que sí", "Glamazonia" o "Amante automático" son algunos de los títulos que Nacho Canut -miembro de Fangoria- ha compuesto para este tercer trabajo del grupo, que incluye letras inspiradas en "situaciones cotidianas, de programas que vemos en televisión o de palabras que nos hacen mucha gracia, como trikini", ha comentado a Efe Mario Vaquerizo.

Y es que, aunque ninguna de las Nancys interviene en la composición de las canciones -aunque sí opinan- y tampoco son virtuosos de la guitarra, algo que nunca han querido esconder, de hecho, explica Vaquerizo: "No sabemos tocar y no nos importa".

"Tenemos al mejor letrista del pop español, que es Nacho, y a Juan Carlos Moreno, que es un productor estupendo. El hecho de no tocar ningún instrumento no quiere decir que tengamos limitaciones artísticas, las Nancys somos artísticamente ilimitadas", subraya el cantante.

Cercanos al concepto más puramente Warholiano de lo que es una celebridad -extravagancia aderezada con cierta frivolidad y cuidado milimétrico de la imagen-, las Nancys prefieren ser criticadas antes que ignoradas, porque "no hay nada peor que pasar por este mundo sin pena ni gloria".

Y detractores tienen: aquellos que "no entienden lo del ojo pintado de negro y los tacones", una estética que desde David Bowie ha imperado en los circuitos glam. No sólo eso, las Nancys también han sufrido las críticas de los fundamentalistas del rock, como ocurrió hace poco más de un año, en el concierto en el que telonearon a los New York Dolls.

"El público nos trató fatal, pero eso nos sirvió como un momento de reafirmación", subraya el cantante, para quien es necesario "saber reirse de uno mismo para tomarse en serio".

Vaquerizo define tanto su actitud como la de sus compañeros como pop-punk: una forma de contemplar la vida desde un sentido "muy lúdico" que, aplicado a la vida profesional, se traduce en este "Una cita con las Nancys Rubias", con el que el grupo volverá a subirse a los escenarios "a partir de marzo", una vez más como teloneros de Fangoria y su nuevo disco "Absolutamente".

"A mí me encantaría compartir un concierto con Blondie o con The Cramps, aunque Nancy O, por ejemplo, te diría que le gustaría tocar con los Dictators", explica Vaquerizo, que combina su faceta de cantante y periodista con la de manager de artistas como Dover, Fangoria o Leonor Watling.

"Soy un privilegiado porque vivo de lo que me gusta, y mi trabajo es una afición. Esa visión victimista que tienen muchos músicos, que creen que en la vida tienes que sufrir, me parece absurda y estúpida, además de masoquista", apunta.

Desde su aparición oficial en la sala Morocco de Madrid en 2004, Nancys Rubias han editado, además de "Una cita con Nancys Rubias", otros dos álbumes: "Nancys Rubias" (2005) y "Gabba Gabba Nancys" (2007).

Sonsoles Rodríguez