Público
Público

Mark Knopfler despide en Gredos su gira mundial ante 11.000 fans entregados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El guitarrista de Glasgow Mark Knopfler (1949) ha despedido esta noche en la abulense Sierra de Gredos su gira mundial "Get Lucky Tour" ante 11.000 fans entregados, que han vibrado con algunas de las canciones más emblemáticas del ex-líder de los "Dire Straits".

Con "Sultans of Swing" se ha producido el delirio de los asistentes llegados desde todos los puntos de España y países como el Reino Unido, Alemania, Israel o Portugal, que han disfrutado de la música de este mito en un entorno privilegiado, situado a las puertas del Parque Regional de la Sierra de Gredos.

Este espacio situado en la finca "Mesegosillo", de Hoyos del Espino (Ávila), ha sido elegido por Knopfler para decir adiós a una gira de 87 conciertos que arrancó en Londres el 9 de septiembre, aunque su periplo americano comenzó el 8 de abril.

Precisamente sus dos teloneros de la gira americana, la poeta y compositora Pieta Brown y el guitarrista Bo Ramsey, han acompañado al ex-líder de los "Dire Straits" por primera vez fuera de Estados Unidos para sumarse a su último concierto de "Get Lucky Tour".

Todos ellos han actuado en el gran escenario principal con 140.000 vatios de sonido y 210.000 de luz, mientras que en una segunda estructura estaba previsto que cerrara la jornada el grupo vallisoletano "Arizona Baby".

Este espectáculo forma parte del V Festival "Músicos en la Naturaleza", organizado desde 2006 por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, con el objetivo de difundir los espacios naturales de la Comunidad en el exterior, aprovechando la proyección de las figuras invitadas.

Así, Mark Knopfler se ha unido esta noche a estrellas como Sting, Bob Dylan o Dolores O'Riordan, que han participado en otras ediciones de este festival por el que hasta hoy habían pasado cerca de 50.000 personas, a las que se suman las 11.000 de esta noche.

El guitarrista escocés ha iniciado su repertorio con el tema "Border reiver", el primer single de su último álbum, para continuar con "What it is" y "Sailing to Philadelphia".

Poco después ha llegado el momento más esperado de la velada, cuando Knopfler se ha convertido en el "sultán" que todos esperaban, para interpretar algunas de las canciones más conocidas de su etapa en los "Dire Straits".

Así, ante el delirio del público, ha repasado temas míticos como "Romeo and Jiliet", "So far way" -casi al final- o uno de los himnos de la música de todos los tiempos "Sultans of swing", con el que el público ha sufrido una auténtica catarsis, botando y coreando los acordes más conocidos del tema.

Al finalizarlo, los fans han empezado a corear el clásico "oé, oé, oé, oé", que justo antes de interpretar este tema, Knopfler le había puesto música con una de las muchas guitarras que ha empleado durante la velada.

El concierto, que ha durado algo más de una hora y tres cuartos, ha concluido con la entrega del público a los sones de "Piper to the end" y el saludo final de toda la banda.

Minutos antes, todos ellos habían brindado sobre el escenario, para interpretar después "Brothers in arms".

Entre los 11.000 asistentes se encontraban la vicepresidenta primera de la Junta de Castilla y León y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, la consejera de Administración Autonómica, Isabel Alonso, el presidente de las Cortes de Castilla y León, José Manuel Fernández Santiago, y el presidente de Cecale y Cepyme, Jesús Terciado.

La despedida de la gira de Mark Knopfler ha despertado tanta expectación que han sido más de setenta los medios que se han acreditado para cubrir este evento musical que ha contado con un dispositivo de seguridad y organizativo de 500 personas.

Desde primera hora de la tarde, cientos de admiradores de Knopfler se han concentrado a la entrada del recinto de la finca "Mesegosillo", situada a unos 500 metros del casco urbano de Hoyos del Espino.