Público
Público

Markovitch y su cine literario abren el paseo latinoamericano de la Berlinale

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La directora argentina Paula Markovitch abrió hoy el amplio paseo por el cine latinoamericano que ofrecerá la 61 Berlinale con el estreno a concurso de "El Premio", una visión literaria del cine aplicada los estragos causados por la dictadura.

A Markovitch le correspondió el desafío de compartir la primera jornada a concurso del festival con otro debutante en la dirección, el estadounidense JC Chandor y su "Margin Call".

Mientras su colega de EEUU presentó un filme centrado en el Wall Street despiadado de los activos tóxicos, apuntalado en Jeremy Irons, Kevin Spacey y un batallón de grandes nombres, la cineasta argentina, afincada en México, lo hizo desde la simplicidad y a través de una niña de siete años, Paula Galinelli Hertzog.

"Entiendo el cine como un género literario, con pocas imágenes, pero cargadas de simbología y fuerza", explicó Markovitch, tras el pase para la prensa, respecto a un film que discurre en una casa entre dunas azotadas por el viento y en una escuela destartalada.

Ceci, la niña, y su madre -Laura Agorreca-, así como la maestra -Vivianna Suraniti- y la compañera de pupitre -Sharon Herrera- son los instrumentos con los que se teje el sensible relato fílmico de esa madre e hija que duermen vestidas, puesto que por la casa se cuelan el viento, la arena y hasta el mar, cuando sube la marea.

Ambas viven ahí semiocultas y lo primero que la niña aprende es que, a quien le pregunte en la escuela, sólo debe responder que papá vende cortinas en Buenos Aires.

Papá no vende cortinas, se le presume desaparecido o tal vez muerto, puesto que no escribe. Madre e hija entierran sus libros en la arena, a modo de metáfora de la dictadura no tan alejada de su playa de dunas que serían idílicas, si no fuera porque las circunstancias son las que son,

Ahí discurre su mundo, hasta que Ceci participa en un concurso de redacción en su escuela sobre el tema qué es el ejército. Colocará a su madre al borde del abismo a través de cuatro frases infantiles, reflejo de lo que hizo con los suyos la Junta Militar.

"Es una película con muchas referencias autobiográficas", explicó Markovitch, nacida en Buenos Aires en mayo del 1968 y cuya infancia transcurrió entre la provincia de San Clemente del Tuyú y Córdoba, adonde se trasladaron sus padres.

Markovitch debuta en la dirección con ese film pero estaba incluida en la nómina de la Berlinale como guionista del "Lake Tahoe", el film del mexicano Fernando Eimbke que en 2008 ganó el premio Alfred Bauer del festival.

Afincada en México, su película es de producción mexicana, alemana, francesa y polaca, pero no argentina, puesto que, según explicó, no encontró productor allí que la respaldara.

Su filme, muy a la medida de los gustos del director de la Berlinale, Dieter Kosslick, admirador confeso de las historias contadas por mujeres y del cine argentino, abrió el panorama de cine de su país.

Le seguirá a concurso, "Un mundo misterioso", del argentino Rodrigo Moreno, ganador en 2006 del Alfred Bauer, con "El custodio".

Fuera de las dos aspirantes a los Osos -del total de 16 concursantes-, se verá en Panorama "Medianeras", el debut de Gustavo Taretto, mientras que en Forum se incluyeron "Ausente", segundo largometraje de Marco Berger, y "Ocio".

En Cine Culinario se verá "El camino del vino", de Nicolás Carreras, mientras que en Co-Production Market se presentan "Wakolda", de Lucía Puenzo, y "El día trajo la oscuridad", de Martín Desalvo.

Gemma Casadevall