Público
Público

Marlaska cree que Segi es la "única que sintoniza" actualmente con ETA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez Fernando Grande-Marlaska considera que Segi es actualmente "la única estructura que sintoniza plenamente con los planteamientos más radicales de ETA" al existir entre ambas total "identidad", y añade que la organización juvenil ilegalizada se desmarcó de la estrategia marcada por la izquierda abertzale para ajustarse a la establecida por su "dirección política y militar", la banda terrorista.

Así se desprende de los dos autos dictados hoy por el magistrado de la Audiencia Nacional en los que ha ordenado el ingreso en prisión de trece de los catorce presuntos dirigentes de Segi detenidos el pasado viernes en una operación desarrollada en el País Vasco, Navarra y Barcelona.

Según el juez, un documento incautado hace once meses durante la desarticulación de la cúpula de la organización juvenil ilegalizada, denominado "Mugarri Txostena", fue difundido por ETA como la "línea política de la izquierda abertzale" que debía ser la base para el debate que se desarrolló entre esa fecha y febrero de 2010.

No obstante, Batasuna "decidió debatir sobre el documento 'Aclarando la fase política y la estrategia' y excluyó el de ETA "a pesar de la resistencia de los militantes de EKIN y Segi".

De esta forma, prosigue el juez, los contenidos aprobados en el citado documento han marcado las líneas de actuación que ha venido desarrollando la izquierda abertzale y que se concretaron en la llamada "declaración de Alsasua", tras la que tuvo lugar un periodo de debate y reflexión interna que culminó con la declaración del pasado 24 de abril que apostaba en exclusiva "por las vías políticas y democráticas".

Grande-Marlaska insiste de esta forma que el de ETA "articula una serie de actuaciones que resultan complementarias con la violencia terrorista, sobre la que se considera que no debe desaparecer", mientras que el de la izquierda abertzale "aún sea en el plano formal, reivindica un proceso sin injerencias ni violencia".

"En consecuencia, puede afirmarse que Segi, en el momento actual, es la única estructura que sintoniza plenamente con los planteamientos más radicales de ETA", afirma el magistrado.

Destaca la importancia de la operación de noviembre de 2009, en la que fueron detenidos 34 presuntos líderes de Segi y que permitió identificar a los "ubicados en un segundo escalón dirigente", y cita otros documentos intervenidos en los que mostraban su intención de "organizar adecuadamente la labor de hostigamiento" entre 2009 y 2010 con acciones de violencia callejera sin "invadir las que en materia de coacción corresponden a ETA".

Por ello, la organización señalaba la necesidad de diferenciar entre lucha callejera y lucha armada, ya que la primera no requiere "una preparación tan especializada" y quedaría reducida a los incendios, mientras que la segunda asumiría "las explosiones, aún de origen artesanal".

Así, "ha de estar situada dentro del planteamiento político que trabaja la izquierda abertzale, y tiene que responder a línea política marcada" por ésta, "respondiendo a los objetivos del momento en el momento de la lucha por la liberación, pero siempre insertándola en la apuesta política".

Entre los objetivos de dichas acciones, explica Grande-Marlaska, junto al "ofensivo, la violencia callejera tiene otro, de carácter defensivo, que es el de escenificar la existencia de un pretendido conflicto y mostrar la voluntad de la izquierda abertzale de resistir en sus posiciones".

De esta forma, apuntan a bancos, sedes políticas, transportes, antenas, repetidores, juzgados, sedes gubernamentales y de medios de comunicación, instalaciones de Correos o Telefónica, símbolos o "representantes de partidos políticos represores".

Sitúa a Ainara Ladrón Urbieta y Julen Joseba Zuaznabar como responsables de Segi en Guipúzcoa; a Imanol Beristain, Xabier Vidaurre, Rubén Villa Esnaola, Xabat Morán Ruiz e Ikoitz Arrese Otegi en Vizcaya; a Igarki Robles Martínez del Campo y Marina Sagastizabal Emilio Yus -para la cual el juez ha decretado prisión eludible bajo fianza de 10.000 euros- en Álava; a Egoi Irirsarri Alzueta, Ibon Esteban Scaloni, Imanol Salinas Ijurco, Xabier Arina Echarte y Ander Maeztu Arteaga en Navarra, todos ellos detenidos el pasado viernes.

A éstos les acompañarían Jacinto y Xalbador Ramírez Cruz, Aitziber Plazaola y Beñat Lizeaga en Guipúzcoa, Endika Pérez Gómez, Irati Tobar Eguskizia en Vizcaya y Aiala Zaldivar Albarado y Bergoi Madernaz del Pozo, en Álava.

Por otra parte, en otro auto hecho público hoy, el juez menciona a Zuriñe Gogenola Goitia, Artzai Santesteban Arizcuren y Fermín Martínez Lakuntza, entregados el pasado viernes a España por las autoridades italianas y para los que ordenó prisión ayer, como miembros de distintos taldes en Vizcaya la primera y en Navarra los otros.

Les atribuye diversas acciones de violencia callejera, "semillero de ETA" que "sería imposible sin una organización que llevara a cabo las funciones de formación, dirección, señalamiento de objetivos y dinamización" ejercidas por Segi.