Público
Público

Márquez logra una victoria espectacular y roza el título

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El español Marc Márquez (Derbi) ha logrado una espectacular victoria en el Gran Premio de Portugal de 125 c.c. que se disputó en Estoril al salir desde la última posición de la formación de salida para sumar su décimo triunfo de la temporada, que le deja a un paso del título mundial.

Márquez sólo necesita ocho puntos en el último gran premio de la temporada, en la Comunidad Valenciana, para proclamarse campeón del mundo, algo que este fin de semana se ha ganado en Estoril con una gran exhibición.

En la primera salida el más rápido fue el británico Bradley Smith (Aprilia), quien se llevó a rebufo a Nicolás Terol y a Marc Márquez, autor de una espectacular arrancada que le permitió doblegar a casi todos los pilotos que partían por delante de él.

Desde la tercera línea de la formación de salida, con el undécimo registro de entrenamientos, Marc Márquez superó a muchos de sus rivales en la apurada de frenada de final de recta y se colocó a rebufo de Terol, quien no tardó demasiado en doblegar a Smith e intentar una cabalgada en solitario camino de un triunfo que le permitiese restar puntos a la ventaja que por ahora tiene Márquez en la clasificación provisional del mundial.

Así, en el primer paso por meta Terol ya era líder con Smith en la segunda plaza y Márquez tras él y aunque el británico hubiese intentado formar un "tapón" que beneficiase a su compañero de escudería en la lucha por el título mundial del octavo de litro, el de la Derbi no le dio demasiadas opciones y le adelantó con claridad en el segundo paso por meta.

Desde ese momento Márquez se fue tras la estela de Terol y ambos abrieron un hueco respecto a sus perseguidores.

No se habían cumplido todavía tres giros de carrera y ya se habían producido numerosas bajas en un gran premio que ha resultado de lo más accidentado, pues en las dos jornadas de entrenamientos se produjeron 82 percances en todas las cilindradas y en las carreras, al cifra sobrepasó con creces las cien caídas.

Antes de completarse la primera vuelta se fueron por los suelos Jesper Iwema y Luca Marconi, algo después otros cinco pilotos cayeron, Sandro Cortese, Adrián Martín, Danny Kent, Simone Grotzkyj y Louis Rossi.

Una vuelta después se fueron al suelo, en el mismo sitio que todos los anteriores, Efrén Vázquez y Esteve Rabat. Apenas quedaba una veintena de pilotos y el agua ya se había erigido en protagonista de la carrera.

Hasta el séptimo giro no se produjo esa circunstancia y en carrera quedaban diecisiete pilotos, pero entre ellos estaban los tres aspirantes al título mundial y casi todos ellos nuevamente con neumáticos de seco.

Nuevo golpe de efecto en la vuelta de formación de salida, cuando Marc Márquez se fue por los suelos y su moto resultó seriamente dañada, lo que le obligó a entrar en su taller para repararla y así, salir desde esa zona directamente a la vuelta de calentamiento para ocupar el último lugar de la formación de salida.

Aún siendo complicado, como mal menor Marc Márquez sabía que, por delante de él para completar las nueve vueltas que se establecieron para la segunda carrera, tenía sólo quince pilotos y desde la última plaza de la formación de salida realizó una fulgurante salida que le llevó hasta la cuarta plaza a final de recta.

Márquez se la jugó pasando por medio de dos rivales que se cerraban, se fue hacia el lado derecho y desde ahí avanzó para cambiar de lado al final de la recta y superar más rivales por fuera. Ya estaba en la cuarta posición.

Uno de sus rivales por el título, Pol Espargaró (Derbi), pronto quedó descartado de la lucha por la victorias y también por el título pues navegó desde la cuarta plaza en el primer giro hasta el décimo en la vuelta final, la novena, que es a lo que se redujo la segunda parte de la carrera portuguesa.

Smith intentó cerrarle el paso, desde el muro le dijeron que se conformara con la segunda plaza, pero Marc Márquez quiere proclamarse campeón a lo grande y en la última vuelta se puso primero en una espeluznante apurada de frenada a final de recta.

Terol se lo devolvió poco después y ambos se enzarzaron en una pelea, carenado contra carenado, que se resolvió en favor del representante de Derbi por 150 milésimas de segundo.

Terol lo intentó de todas las maneras posibles pero al final hubo de conformarse con una segunda plaza que le sabe a derrota cuando sólo queda una carrera por disputarse y a Márquez le vale acabar octavo en Cheste independientemente de lo que haga su rival.

El británico Bradley Smith les acompañó en el tercer peldaño del podio, con Luis Salom (Aprilia) en la quinta plaza, Alberto Moncayo sexto, Efrén Vázquez (Derbi) en la octava posición y Pol Espargaró en un discreto décimo lugar.