Público
Público

Marroquíes y latinoamericanos, los que más antipatías suscitan entre los jóvenes españoles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Marroquíes, gitanos y latinoamericanos, por este orden, son los colectivos que mayores antipatías suscitan entre los jóvenes españoles, a muchos de los cuales les molesta compartir aula o casarse con ellos, según la Encuesta Escolar 2008 "Actitudes ante la Inmigración y cambio de valores", divulgada hoy.

El trabajo de investigación se basa en las respuestas de 10.507 jóvenes y ha sido dirigida por el catedrático de Antropología Social Tomás Calvo Buezas, director del Centro de Estudios sobre Migraciones y Racismo (CEMIRA).

En el capítulo dedicado a las actitudes frente a la inmigración, el grupo que genera mayor rechazo es el de los marroquíes, superando a los gitanos que era tradicionalmente el más discriminado.

Ambos grupos ocupan los dos primeros puestos en múltiples indicadores de antipatías, rechazo matrimonial, recelo a ser compañeros de clase y deseos explícitos de echarles del país.

A un 63,5 por ciento de los consultados les molestaría casarse con un nacional de Marruecos, un 23,5 por ciento no les permitiría trabajar en España y un 49,7 por ciento prohibiría el uso del velo islámico en las escuelas.

Los gitanos se sitúan como el segundo grupo de mayor prejuicio: molestan como compañeros de clase a un 23 por ciento de los consultados; no querrían casarse con ellos un 58,1 por ciento y les echarían de España un 27,4 por ciento.

Los latinoamericanos ocupan, por primera vez, niveles medios altos de rechazo, cuando siempre habían estado en los grupos de menor rechazo, junto a otros europeos que han registrado un notable crecimiento de recelo, sobre todo rumanos y otros europeos del Este.

Así, las personas procedentes de América Latina han registrado el mayor aumento de xenofobia en los últimos cuatros años, y hoy ocupan el tercer puesto de rechazo, tras los marroquíes y los gitanos.

Un 11,6 por ciento de los escolares afirma que les molestaría tener a un latinoamericano como compañero de clase (frente a un 3,7 por ciento en el año 2002), y a casi un 34 por ciento también les molestaría casarse con ellos.

En cuanto a los negros de África, la encuesta revela que ha habido un notable aumento de xenofobia, desde los primeros años en que no eran visibles y se tenía hacia ellos un sentimiento compasivo: en 1986 un 4,2 por ciento se inclinaba por echarlos frente al 21,6 por actual.

Por otro lado, algo más de la mitad de los adolescentes tienen una valoración negativa de la inmigración: quitan el puesto de trabajo (50,8%), aumentan la droga y la delincuencia (61), aumentan el terrorismo (41) y traen inconvenientes (60%).