Público
Público

Marruecos amenaza con enturbiar las relaciones

El Gobierno marroquí culpa a Haidar de provocar la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Marruecos culpó ayer a Aminatou Haidar de ser la única responsable de la tensión diplomática con España, pero amenazó al Gobierno español con deteriorar la cooperación en cuestiones de migración si la crisis no se resuelve pronto.

El ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fasi Fihri, censuró ayer en Bruselas a Haidar como una agente del Frente Polisario y aseguró que la activista saharaui miente cuando asegura 'defender los derechos humanos'. Tras evaluar las relaciones de Marruecos con la Unión Europea que el año que viene alcanzarán un hito, al celebrarse la primera cumbre UE-Marruecos, Fasi Fihri defendió la postura marroquí de 'no caer en el chantaje' de 'instrumentalizar los derechos humanos'. Y culpó a Haidar de 'crear su situación' tomando, además, 'como rehén a la opinión pública española'. Para el responsable de Exteriores, la conducta de Marruecos es irreprochable, lo que traslada la responsabilidad al Ejecutivo español, a quien amenazó veladamente con un resentimiento de las relaciones bilaterales.

El ministro, que reivindicó que Marruecos cumple con todas las resoluciones de la ONU en materia de derechos humanos, preguntó a España si quiere mantener la relación que 'desde hace años se construye' en 'interés recíproco', aludiendo a la política migratoria y de seguridad, o si prefiere encontrarse con un país 'que no quiere ni Magreb ni Europa'.

Tanto la presidencia de la UE como la Comisión Europea, presentes en la reunión, prefirieron mantenerse en un terreno neutral, y aseguraron que la crisis 'es un asunto bilateral' entre España y Marruecos. Benita Ferrero-Waldner, comisaria para las Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, pidió 'una solución política o humanitaria de compromiso' a ambos países. En cualquier caso, sostuvo que la UE sigue 'con preocupación' la evolución y 'el deterioro de la salud' de la activista.

Por su parte, el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, pidió a Marruecos que 'responda' a las preocupaciones de la UE, aunque evitó cualquier crítica a la gestión marroquí de la crisis. Según Moratinos, las relaciones con el país norteafricano son 'sólidas' y no se resentirán.