Público
Público

Marruecos exige a Haidar que pida perdón a Mohamed VI

Rabat rechaza cualquier "intervención extranjera" para resolver el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Marruecos demostró ayer que no piensa dar su brazo a torcer en el conflicto que mantiene con la activista saharaui Aminatou Haidar, y que apenas hay resquicio para las negociaciones. El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí emitió un duro comunicado bajo el título La clase política expresa su indignación y se niega a ceder al chantaje. En el texto manifiesta que su país no va a aceptar 'ninguna intervención extranjera' para resolver la situación de Haidar.

El comunicado fue consensuado entre el ministro de Exteriores marroquí, Taieb Fassi-Fihri, y todos los líderes políticos del país con representación parlamentaria, con quienes se reunió el martes.

Aminatou Haidar se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 15 de noviembre, tras ser expulsada por el Gobierno marroquí del Sáhara Occidental y enviada en avión a Lanzarote, una situación, según el Ejecutivo marroquí, fue provocada por ella misma.

'Haidar se ha colocado a sí misma en esta situación, al servicio de una agenda política fijada por los que le dan las órdenes desde el exterior [Argelia y el Frente Polisario]', señala el comunicado. 'Su actuación es un desafío a las autoridades marroquíes y una provocación ante los sentimientos nacionales', agrega la postura oficial de Marruecos.

El cónsul dice que si quiere obtener su pasaporte, debe disculparse

Al comunicado, hecho público a través de la agencia estatal de prensa, se unieron ayer las palabras del cónsul marroquí en Las Palmas de Gran Canaria, Abderrahman Leibek. Este afirmó, durante una rueda de prensa, que Haidar puede tener un nuevo pasaporte marroquí 'en media hora' si pide perdón a su rey, Mohamed VI, 'tras su acto de traición a su patria' por no reconocer que su nacionalidad es la del país africano.

'Mohamed VI es un hombre magnánimo y estoy seguro de que en cuanto Haidar reconozca que es marroquí, la va a perdonar y me telefoneará alguien para que le dé su pasaporte', aseguró el diplomático, que agregó que 'Marruecos nunca va a ceder al chantaje de Argelia y el Frente Polisario'. Como era de esperar, Haidar aseguró, a través de sus portavoces, que la propuesta es 'inaceptable' .

La activista, en la instancia que tuvo que rellenar al regresar en avión hace 18 días a su casa, dejó la casilla de la nacionalidad en blanco y en la dirección escribió 'Sáhara Occidental'. Por ello, las autoridades marroquíes le confiscaron el pasaporte y la enviaron a Lanzarote, donde resiste a base de agua y azúcar dentro del aeropuerto canario. Una huelga de hambre que no convence al cónsul marroquí que, aunque no piensa ir a Lanzarote a comprobarlo por él mismo 'allí no se me ha perdido nada, es una isla para pasar las vacaciones', dijo, sí que se despachó insinuando que Haidar come por las noches. 'Yo puedo decir que estoy haciendo una huelga de hambre y de noche me puedo hartar de comer. Y estoy en la silla de ruedas y pongo mala cara', afirmó.

Leibke no tuvo problema en arremeter también contra los numerosos apoyos que, por parte del mundo artístico, está recibiendo Haidar: 'Ni me van ni me vienen'. 'Los actores, como hacen papeles de reyes, príncipes y guerrilleros, algunas veces siguen creyendo que son emperadores, generales y francotiradores. Y están en su derecho. Viven de la imaginación, pero la imaginación es una cosa y la política es otra', agregó.

'Su actuación es un desafío a los sentimientos nacionales'

La plataforma que apoya a Aminatou no tardó en contestar al cónsul. El actor Guillermo Toledo, uno de sus portavoces, señaló que las palabras de Leibek forman parte de 'la campaña de intoxicación de Marruecos' y tachó al cónsul, de origen saharaui, de ser un 'traidor a la causa'. Toledo reiteró que Haidar no puede aceptar un pasaporte español porque, entonces, 'no volvería a ver a sus hijos', ya que Marruecos puede rechazar la entrada de extranjeros a los que considere 'personas non gratas'.

Mientras, Haidar continúa pasando las horas tumbada en un colchón en el aeródromo de Lanzarote, donde no cesa de recibir visitas. Ayer le tocó a Cayo Lara y Willy Meyer, de IU, y a otros políticos como la eurodiputada socialista Iratxe García. La plataforma de apoyo a Haidar ha pedido a Lara que se entreviste con Juan Carlos I para que éste interceda por la saharaui ante Mohamed VI.