Público
Público

Marruecos y el Polisario se comprometen a colaborar para retomar la negociación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Marruecos y el Frente Polisario se comprometieron hoy en Austria ante el enviado especial de la ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross, a colaborar para hallar una solución al conflicto que desde hace 34 años afecta a la ex colonia española.

Ambas partes se reúnen desde ayer en Dürnstein, al este de Viena, con el fin de desbloquear unas negociaciones en punto muerto y acercar las posturas entre Rabat, dispuesto a dar autonomía al Sahara Occidental, bajo su control, y el Polisario, que exige un referéndum que incluya la opción de la independencia.

Fuentes presentes en el encuentro indicaron que tanto el ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Taieb Fassi Fihri, como el jefe del equipo saharaui, Mahfouz Weld Biba, prometieron a Ross "ayudarle" en la búsqueda de una solución.

De hecho, el objetivo de este encuentro, celebrado bajo el máximo secreto y alejado de la prensa, ha sido reactivar los contactos, sentar de nuevo contendientes cara a cara y discutir la apertura de una quinta ronda de negociaciones, después de que el último intento terminará sin éxito hace ya 18 meses.

Desde entonces, la aparición de nuevos actores en el escenario internacional parece haber servido para impulsar un nuevo intento de acuerdo.

La esperanza es que la salida de la Casa Blanca de George Bush, que claramente apoyaba las posiciones marroquíes, y la elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, haya traído nuevos y mejores aires al problema del Sahara Occidental.

Además, el también nuevo enviado especial de la ONU, Christopher Ross, designado después de que el Polisario criticara la postura pro marroquí de su antecesor, Peter van Walsum, ha asumido su responsabilidad con la idea de establecer una nueva estrategia.

Fuentes de Naciones Unidas en Nueva York confirmaron a Efe que la reunión de hoy responde a ese nuevo concepto: contactos informales y alejados de la prensa, que se espera faciliten un ambiente favorable para avanzar hacia negociaciones constructivas, y, finalmente, una solución definitiva al contencioso.

Según esa fuente, los dos días de encuentros en Austria han sido sólo conversaciones "preparatorias e informales" que marcan "una nueva forma de hacer las cosas".

El veterano diplomático estadounidense tiene buenos contactos en la Administración de Washington y su postura es muy respetada.

Desde su nombramiento en enero de este año, Ross ha visitado ya en dos ocasiones la región y en su primer gira en febrero, poco después de la llegada de Obama a la Casa Blanca, declaró que su objetivo era una solución que "tuviese en cuenta el derecho de autodeterminación" de los saharauis.

Poco se sabe aún qué propuestas concretas podrán acceder a la mesa de negociaciones en esta estrategia.

Sin embargo, en los últimos meses ha resurgido el recuerdo del fallido Plan Baker: un Sahara autónomo durante cinco años antes de celebrar un referéndum que planteará a la población del territorio tres opciones: independencia, integración en Marruecos o autonomía dentro de éste último país.

Antonio Sánchez Solís