Público
Público

Marta Domínguez a la final de obstáculos, Estévez eliminado a la primera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Marta Domínguez confirmó su candidatura al podio olímpico de 3.000 metros obstáculos con una carrera impecable a ritmo de su récord de España en la jornada inaugural del atletismo en los Juegos, que dejó fuera en primera ronda de 1.500 a Reyes Estévez, el único finalista español en Atenas 2004.

Juan Carlos Higuero y Arturo Casado salvaron la primera criba del 1.500 y estarán el domingo en las semifinales, pero en el camino se quedó Estévez, víctima, según su explicación, de los cambios bruscos de temperatura y el aire acondicionado.

Estévez corrió por fuera y atrás, sin hacer caso, como los demás, al tirón del viejo Vyacheslav Shabunin, que se fue diez metros por delante. El ruso pasó los 800 en 1:57.64 y fue alcanzado al penetrar en la última vuelta, pero súbitamente Estévez perdió la posición y al negociar la última vuelta, cuando los mejores apretaron, no encontró nada en las piernas. El único español en la final de Atenas 2004 quedaba eliminado en primera ronda. Fue octavo con 3:39.62, a cuatro segundos del francés Mehdi Baala.

Higuero saltó al ruedo a continuación, en la segunda serie, junto al campeón mundial, el estadounidense Bernard Lagat. El burgalés se pegó a la cuerda en una carrera mucho más lenta y sin dueño que llegó a los 800 en 2:05.39.

Al toque de campana Higuero se colocó mejor para respondes con solvencia al último tirón del keniano Asbel Kiprop, vencedor en 3:41.28. El español llegó tercero en 3:41.70, justo por delante de Lagat, que no quiso desperdiciar energías.

La tercera serie, en la que estaba Casado, salió de estampida pero al madrileño le bastaron 200 metros para colocarse arriba, a la estela del estonio Tidrek Nurme, que pasó los 800 en 1:55.88. Con la cuerda a buen recaudo, Casado mantuvo a raya a sus adversarios y sólo aflojó en la recta cuando comprobó que nadie podía arrebatarle uno de los cinco puestos de acceso directo a semifinales.

Se impuso el sudafricano Juan Deventer en 3:36.32 por delante de Casado (3:36.42). El ritmo vivo de la tercera serie arruinó ya, sin esperar a la cuarta, cualquier esperanza para Estévez de meterse en la repesca.

Marta Domínguez y Zulema Fuentes-Pila ofrecieron una magnífica impresión en las series de 3.000 m. obstáculos. La primera por la autoridad con que obtuvo su clasificación, la segunda por su carácter aguerrido, que la llevó en el último mil, viniendo desde atrás, hasta el cuarto puesto, de acceso directo a la final, y con la mejor marca de su vida (9:29.40).

Marta corrió la tercera y última serie con el aplomo que la caracteriza, sin perder nunca el sitio junto a las mejores. Su clásica cinta rosa se pudo ver siempre en el grupo de cabeza, al principio de siete atletas seleccionadas al ritmo que impuso la búlgara Ekaterina Volkova, cuarta en la lista mundial del año.

A cuatro vueltas del final el primer grupo, siempre con Marta, se redujo a cuatro y ya no fue necesario hacer más dispendios. Aun así, la palentina llegó segunda a la meta con un tiempo de 9:22.11, sólo un segundo por encima de su récord de España. "Como si lo hubiera hecho toda mi vida", comentó.

Morató no pudo con el ritmo infernal que impuso la plusmarquista mundial, la rusa Gulnara Galkina, en la primera serie, rompiendo la carrera desde su comienzo con un kilómetro a 3:02.63. Por ese punto la española iba decimotercera y en los dos miles restantes no mejoró más que un puesto. Terminó duodécima con 9:45.33, a diez segundos de su mejor marca de este año.

El leonés Manuel Martínez, capitán de la selección española y primero de los 54 miembros del equipo en competir en estos Juegos, quedó eliminado en la calificación de peso con un mejor tiro de 19,81 metros, a 21 centímetros del registro con que, finalmente, se pasó en la repesca a una final muy accesible.

Para acceder directamente a la lucha por las medallas había que lanzar 20,40, una marca que Martínez no había conseguido nunca en la presenta campaña veraniega. En los campeonatos de España de Tenerife, hace dos semanas, consiguió el título con 20,39.

Martínez empezó el concurso con un lanzamiento de 19,62, bajó a 19,45 en el segundo y cerró su participación en los Juegos de Pekín con su mejor registro (19,81) que sólo le dio el décimo puesto del grupo B, insuficiente para estar entre los doce finalistas.

No estuvo Carlota Castrejana mucho mejor en triple. Por tercera vez fracasó en su intento de llegar a una final olímpica y se despidió con un mejor salto de 14,02 metros, muy alejado de la marca exigida para entrar en la lucha por las medallas (14,45).

La riojana, campeona de Europa en pista cubierta, sólo hizo un salto válido, el primero. Los otros, cuando arriesgaba en busca de plaza en la final, fueron nulos. Terminó decimosexta entre 32.

El madrileño Angel David Rodríguez quedó eliminado en la segunda ronda de 100 metros con un tiempo de 10.35 que le dio el octavo puesto en la cuarta serie, compartida con el plusmarquista mundial, el jamaicano Usain Bolt.

Por la mañana, el plusmarquista español se había clasificado para los cuartos de final con una marca de 10.34, igualando el mejor crono olímpico de un español (Venancio José Murcia, Atlanta'96), lo que le permitió ganar uno de los diez puestos de repesca.