Público
Público

Martín Garitano cree que "pedir la disolución de ETA no es el paso que hay que dar ahora"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, considera que pedir la disolución de ETA "no es el paso" que Bildu debe "dar en este momento", y recuerda que su formación mantiene "una actitud proactiva para que no haya violencia política".

Así lo manifiesta Garitano en una entrevista al diario "El País" recogida por Efe, en la que se plantea como primer objetivo para esta legislatura lograr que al final de su mandato Guipúzcoa sea una sociedad "menos tensionada" que actualmente.

Tras definir a Bildu como abertzales soberanistas y de izquierdas, Garitano no está seguro de que la ilegalizada Batasuna le haya apoyado.

"Uno no puede ser juzgado por una actitud pasiva. Al Gobierno del PSOE también le han apoyado condenados por secuestros y asesinatos y no se le puede atribuir responsabilidad por ello", dice.

Insiste en su "absoluto respeto" a todas las víctimas y reitera la necesidad de resolver la situación de los presos, ya que entiende que un país con tres millones de habitantes como es Euskadi y donde hay 700 presos políticos, "es una sociedad no normalizada".

Para Garitano, el Gobierno, además de "tumbar" la "doctrina Parot", debería poner en libertad inmediatamente a los presos enfermos y a los que han cumplido su condena de acuerdo a la ley. "Y eso -apostilla- no es pedir la Luna ni cargar más nuestra voluntad en favor de unos que de otros".

Respecto a un posible referéndum de autodeterminación, opina que no es la Diputación la que debe promoverlo, pero sí puede hacerlo el Parlamento vasco. Su resultado, dice, tendrá que respetarla el Estado español "tarde o temprano".

Garitano manifiesta su voluntad de mantener unas excelentes relaciones con los empresarios, asegura que nadie verá la declaración de la renta de un solo guipuzcoano y, aunque todavía no sabe cuánto gana un diputado general, se compromete a bajarse el sueldo.

También expresa su voluntad de recortar gastos en grandes infraestructuras que le parecen "inútiles", como el Puerto de Pasajes o la pista del aeropuerto de Hondarribia.

A Garitano le gustaría poder dar un abrazo a Arnaldo Otegi cuando salga en libertad, que espera sea "muy pronto", tal y como manifiesta en la entrevista, en la que deja claro que no ha pensado en qué hará sí un miembro de la Familia Real visita Guipúzcoa porque ha tenido "cosas importantes en las que pensar".