Público
Público

Martínez inaugura "con nota" y elegancia la nueva etapa de la Compañía Nacional de Danza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bach en puntas; sensualidad a lo Diaghilev; minimalismo del "debutante" Cerrudo y enajenación al son de Ravel han sido las "credenciales" que ha presentado esta noche el nuevo director de la Compañía Nacional de Danza (CND), José Carlos Martínez, ante el público heredado de 20 años de Nacho Duato, que le ha dado su "plácet".

Había entre el público del Teatro de la Zarzuela muchos de los antiguos colaboradores de Duato, como el ex director de la CND2, Tony Fabre, o el que se ocupó durante un año de la compañía tras la marcha del valenciano, Hervé Palito, pero, sobre todo, muchos seguidores, que han aplaudido, y mucho, a los bailarines y el programa.

El ingrediente sorpresa del estreno de la nueva época, al que han asistido el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, y el flamante director del INAEM, Miguel Ángel Recio, ha sido la proyección de un montaje resumen de la historia de la CND en el que se han incluido varias imágenes de Duato, un gesto de elegante deferencia que ha recibido el aplauso del público.

Desde que Martínez tomó el relevo, el pasado mes de septiembre, han sido cuatro meses de esfuerzo muy intenso para mostrar esta noche lo que están haciendo y a lo que quieren llegar, su "Work in progress" (trabajo en curso), el título con el que hoy se han estrenado, a falta de teatro propio, en la Zarzuela.

Han sido cuatro piezas muy diferentes entre sí con las que el que fuera el bailarín estrella de la Opera de París ha querido dar gusto a todos, un "pas de deux" con el legado de 20 años de Duato, que, sin embargo, ha prohibido que la que fuera su compañía baile ninguna de las piezas que hizo para la CND y de las que él tiene la propiedad intelectual.

Martínez (Cartagena, 1969) ha sido "cuidadoso" al elegir el repertorio y por eso ha incluido "Extremely close", del madrileño Alejandro Cerrudo (1980) porque procede, como Duato, de "la familia Kyliàn", aunque el coreógrafo ha precisado en declaraciones a Efe que lo que la "similitud" viene "del gusto por lo estéticamente bonito".

Cerrudo, que estrenó la pieza en 2008 con la Hubbard Street Dance Co. de Chicago, para la que trabaja como bailarín y coreógrafo residente desde hace siete años, ha sido muy aplaudido por su propuesta y él se ha confesado "encantado" con "el honor" de que sea la CND quien muestre por primera vez una de sus creaciones en España.

El programa ofrece también "Walking mad", de John Inger, con parecido "vocabulario" a Duato pero con una personalidad diferente; y las más "clásicas" "El espectro de la rosa", de Angelin Preljocaj, y "Artifact II", de William Forsythe.

Ha sido esta última, interpretada por la compañía al completo, la más aplaudida aunque la ovación de la noche se la ha llevado Martínez cuando ha salido, fugazmente, a saludar.

El programa es continuista con el estilo que imprimió Duato, porque Martínez está convencido de que se deben "sumar estilos y facetas, no restar" para "mirar de frente" al futuro, en este caso incorporar, como se establece en el proyecto para la compañía, el neoclásico y el clásico.

Precisamente, la mayor dificultad a la que se han enfrentado para preparar este repertorio ha sido la utilización de las zapatillas de punta, un elemento romántico que en "Artifact II", con dos "pas de deux" al son de la "Chacona" de Bach, se ponen al servicio de la danza contemporánea.

El momento histórico ha llegado con la versión de "El Espectro de la Rosa", basada en la creación de los Ballets Rusos de Diagihilev con la que Nijinsky cautivó al mundo en 1911 y que es una revisión transgresora de ella pero con la esencia y sensualidad del original.

El coreógrafo sueco Johan Inger, también presente en el estreno, ha firmado "Walking mad", un potente crescendo al ritmo del Bolero de Ravel, con los bailarines "enajenados" y deambulando en un plano real y otro ficticio, separado por un muro simbólico.

Después de Madrid, la CND irá a Santander -27 y 28 de enero- con "Scarlatti pas de deux" y el estreno absoluto de la creación de la colombiana Annabelle López Ochoa (1973) "In transit".

Concha Barrigós