Público
Público

Martinsa-Fadesa "acata" la sentencia y estudia la posibilidad de recurrir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Martinsa-Fadesa "acata" y "respeta" la sentencia del juzgado de lo Mercantil número 1 de A Coruña que ha desestimado la demanda que interpuso el presidente de la compañía, Fernando Martín, contra los antiguos gestores de Fadesa, Manuel Jove y Antonio de la Morena, aunque advierte de que el equipo jurídico la está analizando con vistas a un posible recurso.

En su demanda, Martín reclamaba a Jove y De la Morena 1.576 millones de euros por daños durante la fusión entre ambas compañías.

Por medio de un comunicado, Martinsa-Fadesa ha precisado que será el consejo de administración de la compañía el órgano que finalmente decida sobre dicho recurso.

Añade que, en una primera lectura, la compañía considera que la sentencia no se pronuncia sobre si los activos "fueron bien o mal valorados", causa principal de su demanda, y recuerda que esta medida se adoptó "para reintegrar el patrimonio social de la compañía y los legítimos intereses de sus acreedores".

Por último, afirma que continuará con sus planes de negocio, desarrollando su actividad tal y como ha venido haciendo hasta la fecha.

De acuerdo con la sentencia a la que ha tenido acceso EFE, el juez Pablo González-Carreró ha impuesto a Fernando Martín el pago de las costas del procedimiento una vez que sea firme la sentencia, y que según las fuentes jurídicas consultadas podría ascender a entre 15 y 20 millones de euros.

El litigio que enfrenta a Martín contra Jove y De la Morena trae causa en una supuesta sobrevaloración de 37 activos que Fadesa aportó en el marco de la OPA que Martinsa lanzó por ella a finales de 2006 por 4.045 millones, lo que había supuesto a la inmobiliaria un grave daño patrimonial.

En su sentencia, González-Carreró argumenta que el valor de Fadesa quedó "contractualmente" fijado el 28 de septiembre de 2006, cuando se suscribió el contrato de fusión con los detalles de la operación, y descarta que se arbitrase "un plan previo a la venta" de la compañía gallega "para sobrevalorar sus activos".

El juez ha atendido el principal argumento que esgrimieron la defensas de Jove y De la Morena durante el juicio, cuando sostuvieron que Martín no sólo tuvo acceso y conocía al detalle todos los datos de la compañía que compraba, sino que además los utilizó.

En su escrito, el juez subraya que, como empresa cotizada que era Fadesa, lo que compró Martín "fueron acciones y no activos".