Público
Público

Martinsa se lucró con el suelo que adjudicó Arganda

Tras la mediación de Correa, vendió una parte por 73 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez Baltasar Garzón tiene indicios de que la inmobiliaria Martinsa, que ha protagonizado la mayor suspensión de pagos de la economía española, 'habría satisfecho comisiones a Francisco Correa' para 'conseguir adjudicaciones de proyectos urbanísticos' del hasta ayer alcalde de Arganda del Rey, Ginés López. En 2004, el Ayuntamiento de este municipio madrileño adjudicó a Martinsa terrenos para desarrollar 2.400 viviendas y dos años después la promotora vendió un tercio de estos suelos por 73 millones de euros, con lo que ingresó casi el triple de lo que había pagado por ese tercio (25 millones).

Son datos que constan en el informe sobre la empresa elaborado por los supervisores judiciales de Martinsa y en otros informes públicos del grupo.

La adjudicación la realizó la empresa del Ayuntamiento Fomento y Desarrollo Municipal de Arganda, que dirigía el ahora implicado en la trama de corrupción Benjamín Martín Vasco, quien, según indica el juez Garzón en su auto, recibía 'comisiones por favorecer los intereses de Correa'.

Martinsa fue la adjudicataria única del concurso que el Consistorio de Arganda convocó para comprar los terrenos de la zona de expansión del municipio, denominada 'área de centralidad de Arganda' o 'unidad de ejecución 124', con un precio cerrado de 77 millones. La inmobiliaria acordó con el Ayuntamiento de Ginés López un pago de unos 66 millones en metálico y otros 11 millones en obras de equipamiento para la zona, según fuentes del Ayuntamiento conocedoras del convenio.

Plusvalías y la partida Varios

Así, Martinsa se hizo con más de 10 hectáreas en las que iba a promover 1.000 pisos y que luego pasaron a 2.400 porque aumentó la edificabilidad permitida por el ayuntamiento.

Dos años después de adjudicarse los terrenos, la promotora de Fernando Martín, ex presidente del Real Madrid, decidió deshacerse de una tercera parte del total y logró que Espais Promocions Inmobiliaries y la cooperativa Pradera de San Isidro le pagaran por dos lotes casi el triple de lo que le costaron. De los 73 millones que ingresó, la inmobiliaria admite que 48 millones fueron plusvalías (ganancias extra), lo que supone una rápida revalorización del suelo en dos años. Una pequeña parte de esa subida la logró la propia promotora al aumentar un 7% el valor de los terrenos en 2005 por gastos que imputó a esos suelos. Entre ellos, hay 203.000 euros en pagos que no especifica y que anota en la partida de 'Varios', además de unos 'Gastos de gestión' de 35.000 euros.

De los 77 millones, Martinsa aún debe 8,6 millones al Ayuntamiento de Arganda por los convenios urbanísticos. El proyecto, que debía estar acabado en 2008, aún está en construcción. Un portavoz de Martinsa afirmó ayer que el grupo 'ha cumplidoestrictamente la legalidad'.

La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Arganda, Victoria Moreno, denunció ayer la 'total falta de transparencia' del alcalde en la gestión de suelo. De hecho, este partido denunció en 2007 la 'ausencia total de información' sobre los terrenos de Martinsa ante el fiscal el Tribunal Superior de Justicia de Madrid pero se desestimó.