Público
Público

Martinsa presenta mañana en el juzgado el ERE, rechazado por los sindicatos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La administración concursal de Martinsa-Fadesa presentará mañana, previsiblemente, en el juzgado Mercantil de A Coruña el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la inmobiliaria, que afecta a 298 trabajadores de la inmobiliaria y que es rechazado por los sindicatos.

Según fuentes sindicales, una vez se presente el ERE en el juzgado se abrirá un periodo de consultas de 30 días en los que se podrán negociar los términos del expediente, que contempla una indemnización de 36 días por año trabajado para los empleados afectados, igual a la acordada en el ERE de julio.

Los sindicatos han requerido a la compañía más información como la lista de afectados, los criterios utilizados para elaborarla, el plan de acompañamiento social y el plan de viabilidad.

Para los sindicatos, es más importante reducir el número de afectados por el ERE que la cuantía de las indemnizaciones, aunque avisan de que los 36 días por año trabajado es "el suelo" que tienen a la hora de negociar, por lo que dicen que no escucharán una oferta inferior.

"Lo principal es mantener el máximo número de empleos", aseguran las fuentes sindicales, por lo que sólo aceptarán los despidos "mínimos indispensables y totalmente justificados".

Este ERE, que supone el despido de más del 60 por ciento de la plantilla de la inmobiliaria (en concurso de acreedores desde el pasado 24 de julio), afectará especialmente al centro de A Coruña, donde quedarán 19 trabajadores de los 95 que hay actualmente.

El anterior ERE, que se hizo efectivo el pasado 12 de agosto, afectó en un primer momento a 234 empleados, a los que posteriormente se sumaron otros 82, que se fueron con una indemnización de 36 días por año trabajado con un máximo de 20 mensualidades.

Para Martinsa, acomodar el personal y los gastos de estructura a lo "estrictamente necesario" es una de las premisas de su plan de viabilidad para el periodo 2008-2016, presentado el 30 de diciembre en el juzgado Mercantil de A Coruña junto con una propuesta de convenio de acreedores.

Este plan, que aboga por el cese de los empleados "menos productivos", apuesta por la gestión y venta de terrenos como el principal elemento generador de caja durante los próximos años para la compañía, que se centrará en su faceta de mayorista de suelo, una actividad con la que prevé ingresar 3.699,3 millones de euros hasta 2016.

Este aspecto fue criticado hoy por los sindicatos, ya que confiaron en que el juez que lleve este expediente tenga en consideración que las inversiones realizadas por la compañía durante tantos años "no se pueden diluir como un azucarillo".