Público
Público

Más de 4.000 "fibers" comienzan a acampar 3 días antes que arranque la música

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 4.000 personas, en su mayoría jóvenes y casi todas extranjeras, han tomado ya posesión desde esta mañana de la pequeña parcela de cámping a que les da derecho el abono para entrar en el Festival Internacional de Benicàssim, que arranca el jueves con Oasis como principal reclamo.

Según han confirmado a EFE fuentes municipales, las dos zonas de acampada con que cuenta la decimoquinta edición del FIB Heineken han abierto hoy sus puertas sin incidentes y más de 3.000 personas en Benicamp y más de un millar en CampFIB habían accedido a mediodía a los 200.000 metros cuadrados que ofrece este año la organización del festival veraniego de música alternativa o independiente más multitudinario de España.

Benicamp se encuentra situada en el pueblo y dispone de un servicio propio de autobuses que traslada a los "fibers" hasta la zona del recinto de conciertos -situada a las afueras de Benicàssim, junto a la N-340-, mientras que CampFIB se encuentra dentro de este recinto y dispone hasta de aparcamiento para autocaravanas.

Este año, los "fibers" han llegado antes e incluso desde el viernes ya se les ha podido ver por el pueblo y sus playas, han señalado las mismas fuentes, quienes han resaltado la apabullante presencia de extranjeros, en su gran mayoría británicos, entre los jóvenes que, con la omnipresente mochila y atuendos típicamente playeros, han querido disfrutar de la Costa del Azahar hasta una semana antes del inicio de los conciertos.

Asimismo, desde el Ayuntamiento se alaba la "normalidad absoluta" con que se está produciendo la llegada escalonada del público a través principalmente del transporte público, como el tren y los autobuses.

En este sentido, Renfe ha dispuesto con motivo del FIB una oferta adicional que supera las 15.000 plazas en trenes de Larga y Media Distancia entre este miércoles y el martes de la próxima semana.

Por su parte, los servicios municipales de limpieza se han incrementado en un 20% respecto al año pasado ante la previsión de que en esta edición -que, en lo musical, abrirá un año más el DJ peruano Aldo Linares- se superen las 200.000 personas a lo largo de los cuatro días de conciertos, superando así en unas 52.000 la cifra alcanzada en la edición de 2008.

Los abonos y entradas para el FIB Heineken 2009 se agotaron hace dos meses, un récord en la historia de un festival cuya oferta está marcada este año por el pop-rock anglosajón de sus cabezas de cartel -Oasis, Franz Ferdinand, The Killers y Kings of Leon- pero también por el giro hacia la música española independiente, representada por Los Planetas, Christina Rosenvinge, Cooper, Fangoria, Nacho Vegas, La bien querida, Russian Red, Josele Santiago o Javier Corcobado.

Entre el jueves y el domingo próximos, Benicàssim retumbará con la música del centenar de actuaciones programadas, entre recitales y sesiones de DJ, a lo largo de los dos escenarios al aire libre y las dos carpas que se reparten por los 120.000 metros cuadrados del recinto de conciertos mientras 800 guardias civiles velarán en sus inmediaciones para regular el tráfico y evitar cualquier incidente.