Público
Público

Más de 2.000 personas despiden esta mañana a los cuatro niños de Sant Boi

El alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, se ha comprometido a "esclarecer al máximo" las causas que provocaron el derrumbamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El funeral por los cuatro niños fallecidos el sábado en Sant Boi , al hundirse un pabellón deportivo a causa del temporal de viento, se ha celebrado a las 11 horas, en el polideportivo de La Parellada de esta localidad barcelonesa, donde las familias han decidido que la ceremonia sea conjunta.

Más de 2.000 personas que han acompañado a las familias esta mañana en Sant Boi al funeral por los cuatro niños que murieron el pasado sábado al derrumbarse un pabellón deportivo en este municipio barcelonés debido al fuerte temporal de viento.

La ceremonia religiosa empezó a las 11 horas horas en el citado polideportivo, según ha informado el ayuntamiento de Sant Boi , una de las poblaciones del Baix Llobregat más afectadas por el temporal de viento.

El obispo de Sant Feliu de Llobregat, Agustín Cortés, ha oficiado la ceremonia en el polideportivo La Parellada de Sant Boi, a la que ha asistido el presidente de la Generalitat, José Montilla, la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el conseller de Interior, Joan Saura, así como otras autoridades locales y comarcales.

Durante la homilía, el obispo ha recordado a las familias de las víctimas que no están solas y que toda una ciudad comparte su dolor, y ha querido dar 'esperanza y fuerza' a las familias destrozadas por el dolor.

El obispo de Sant Feliu también ha tenido un recuerdo para los nueve heridos en el siniestro que continúan hospitalizados y evolucionan favorablemente.

Los restos mortales de los cuatro niños, de entre 9 y 10 años, se han trasladado este mediodía al tanatorio de la ciudad, donde han sido velados por familiares y amigos, en un clima de gran tristeza y consternación.

El temporal de viento que azotó a la mayor parte de Cataluña y que llegó a rachas de más de 200 kilómetros por hora en algunas zonas, dejó un trágico balance en la comarca del Baix Llobregat, con seis personas muertas, los cuatro niños y otros dos adultos en Abrera y La Palma de Cervelló (Barcelona), debido a sendos árboles que les cayeron encima.El alcalde de Sant Boi se compromete a esclarecer 'al máximo' lo sucedido

El alcalde de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), Jaume Bosch, se ha comprometido hoy a 'esclarecer al máximo' las causas que provocaron el derrumbamiento del túnel de bateo del campo de béisbol.

Bosch (PSC) ha indicado hoy que los primeros informes policiales realizados por los Mossos d'Esquadra indican que la instalación que se derrumbó no presentaba deficiencias, pero que el equipo municipal 'no rehuye' el compromiso de investigar las causas de este suceso.

No obstante, el alcalde ha considerado prioritario estos dos días acompañar a las familias de los niños fallecidos y a los nueve heridos en este suceso, entre niños y monitores, que están repartidos por cuatro hospitales y evolucionan favorablemente, ha informado.

'Ha sido una tragedia para toda la población de Sant Boi', ha dicho Jaume Bosch, poco antes de asistir al funeral por los cuatro niños fallecidos.

Los servicios técnicos del consistorio y de la Generalitat serán los que deberán analizar los próximos días el proyecto de obras del túnel de bateo, que 'no era un pabellón deportivo, como se ha dicho', ha precisado el alcalde.

Este túnel de bateo, en el que los niños practicaban cuando hacía mal tiempo, fue construido en el año 1993 y el consistorio no tenía prevista su remodelación, ya que no se había solicitado por parte del club de béisbol.

Sí estaba prevista la realización de obras para modernizar las gradas del campo de béisbol en el año 2006, pero no se llevaron a cabo, según ha dicho hoy Bosch, debido a que las éstas implicaban la remodelación del planteamiento urbanístico al afectar a la carretera que transcurre cerca de la instalación deportiva.

El diario La Vanguardia publica hoy que el consistorio había destinado 1,5 millones para reformar el complejo deportivo, pero que la obra no se realizó por la complejidad del planeamiento urbanístico, ni siquiera se había redactado el proyecto de obras.

El alcalde de Sant Boi ha recordado también que el sábado se produjo en la zona del Baix Llobregat una situación meteorológica de vientos excepcionalmente fuertes, en la que podrían confluir otros elementos, que levantaron la cubierta del túnel de bateo y que pudieron provocar el hundimiento de las paredes.

'Han caído otros tejados de polideportivos e instalaciones más recientes' durante el vendaval, ha indicado Bosch, que ha asegurado que el consistorio quiere esclarecer 'al máximo' esta tragedia.

El estado real de la estructura del túnel de bateo derrumbada se ha convertido en una reivindicación del barrio de Camps Clars de Sant Boi de Llobregat, después de enterrar a los cuatro pequeños fallecidos.