Público
Público

Más de 100 muertos en un incendio en un club nocturno de Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, exigió el sábado un fuerte castigo para los dueños de un club nocturno donde hubo al menos 109 fallecidos y 134 heridos, después de que cientos de personas corrieran hacia las salidas debido a un incendio causado por un espectáculo pirotécnico.

El espectáculo de fuegos artificiales terminó en tragedia cerca de las 23.15 (2015 GMT) del viernes, tras llenar el club nocturno Lame Horse del centro de la ciudad rusa de Perm, a 1.150 kilómetros al este de Moscú, con humo tóxico y desatando el pánico entre los asistentes.

Un fotógrafo de Reuters en Perm vio a grupos de familiares angustiados y a los seres queridos de personas presuntamente fallecidas entrando en una morgue local para reconocer los cuerpos. Otros, algunos llorando o fumando nerviosos, observaban inexpresivamente las listas de muertos.

El Kremlin dijo que Medvedev había declarado el 7 de diciembre como día de luto nacional en Rusia y que pidió a los medios que se abstengan de transmitir programas de entretenimiento ese día. Perm viviría tres días de duelo.

Medvedev exigió un severo castigo para los dueños del club. "Primero, me parece que ellos no tienen cerebro ni consciencia y en segundo lugar, son completamente indiferentes a lo que ocurrió".

"Deben ser castigados con toda la fuerza de la ley", indicó y agregó que el principal dueño del club había sido advertido en numerosas ocasiones por inspectores de que el local no era seguro.

Agencias rusas citaron a fiscales diciendo que el dueño del club había sido detenido y estaba siendo interrogado.

PANICO

Imágenes de video obtenidas por Reuters muestran a una alegre multitud celebrando el octavo aniversario del club, con un presentador anunciando repentinamente: "Damas y caballeros, tenemos un incendio. Abandonen la salón. Hagan una fila".

La cámara se mueve para mostrar el rápido avance de las llamas por el cielo cubierto de adornos. Muchos asistentes avanzaron lentamente hacia las estrechas salidas, muchos seguían fumando y bebiendo.

Pocos momentos después, se produjo una estampida debido a que el denso humo llenó rápidamente el salón y la multitud se lanzó hacia delante, tratando escapar a través de las estrechas puertas.

Una chispa de los fuegos artificiales inició el incendio, dijeron responsables. El mimbre que cubría las murallas del club se incendió, desatando el pánico. Más de 200 personas estaban en el local en el momento del desastre.

El incendio ocurre después de un ataque con bomba contra un tren el viernes pasado en el que murieron 26 personas y otras 110 resultaron heridas. El ferrocarril viajaba entre Moscú y San Petersburgo y extremistas chechenos se atribuyeron la responsabilidad.

Esa explosión revivió los temores de que Rusia podría enfrentarse a una serie de ataques en todo el país, pero las autoridades rusas restaron importancia a cualquier relación entre el ataque al tren y el desastre del viernes en el club nocturno.

"No estamos hablando de un ataque terrorista", dijo Oleg Chirkunov, gobernador de la región de Perm, ubicada, a Vesti-24.

En el pasado, las autoridades han dicho que los incendios que dejan gran cantidad de víctimas en orfanatos, hospitales y otras instituciones se deben a los pobres niveles de seguridad. El incendio del viernes es uno de los más letales en Rusia en los últimos años.