Público
Público

Más de 100 soldados de la ISAF mueren en junio en Afganistán, según un portal de internet independiente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mes actual ha sido el más mortífero para las tropas internacionales desplegadas en Afganistán, que han sufrido por primera vez más de 100 bajas, de acuerdo con datos del portal independiente "icasualties.org" recogidos hoy.

Hasta el momento y según esos datos, 101 soldados de las tropas internacionales han muerto en junio, lo que supone un máximo mensual histórico y sitúa en 321 el número de soldados fallecidos en lo que va de 2010.

En 2009, el año más sangriento desde la ocupación de Afganistán, murieron en el país 521 soldados, según icasualties, que mantiene un recuento constante sobre las víctimas militares internacionales en el conflicto armado que les enfrenta a los insurgentes talibanes.

En Afganistán hay desplegados en la actualidad unos 130.000 soldados extranjeros, y está previsto que ese número aumente hasta 150.000 cuando lleguen los últimos refuerzos anunciados por los distintos países que componen la coalición militar.

En las últimas semanas, la estrategia militar de las tropas extranjeras ha sido objeto de controversia, tras el cese del general al mando, Stanley McChrystal, por la publicación de unos comentarios críticos con la Administración estadounidense.

Los talibanes, que han afianzado su presencia en grandes áreas del país en los últimos años, buscan tanto la expulsión de las tropas extranjeras como el derrocamiento del Gobierno de Hamid Karzai, para proclamar en su lugar un régimen integrista islámico.

Entre sus tácticas favoritas están los atentados suicidas, las acciones de tipo guerrillero y, sobre todo, la colocación de bombas camineras en las zonas de patrulla de las tropas extranjeras.

Según icasualties, las víctimas militares de las tropas extranjeras no han dejado de aumentar desde el año 2004, cuando perdieron la vida 60 soldados: 131 murieron en 2005, 191 en 2006, 232 en 2007, 295 en 2008 y 591 en 2009.

Más de la mitad -172- de las bajas registradas en 2010 ocurrieron en la provincia sureña de Helmand, uno de los bastiones tradicionales de los insurgentes, donde las tropas internacionales lanzaron una ofensiva el pasado febrero.