Público
Público

Más de 112.600 llamadas al 016 en cuatro meses

Ninguna de las mujeres fallecidas en 2008 había presentado denuncia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El servicio telefónico de atención a la mujer maltratada recibió en sus primeros cuatro meses de funcionamiento (entre octubre y enero) 112.600 llamadas: 82.000 se produjeron hasta diciembre del año pasado, señaló ayer la delegada especial del Gobierno Contra la Violencia sobre la Mujer, Encarnación Orozco, y más de 38.000 se recibieron el pasado mes, indicaron fuentes de la delegación.

'La cifra pone de manifiesto que el servicio era necesario', aseguró Orozco durante la presentación de un sello y matasellos de Correos, ya en circulación, que publicita el teléfono 016. Bajo el lema 'Si sabes de malos tratos, no lo consientas', el sello entrará en 19 millones de hogares al día con un objetivo: acabar con la violencia machista. Para ello 'hace falta el compromiso de toda la sociedad', matizó la delegada.

El servicio ofrece asesoramiento gratuito, y absoluta confidencialidad, sobre los malos tratos. El equipo de atención comenzó con 15 personas (especializadas en violencia de género o programas de ayuda, y cinco de las cuales son especialistas en Derecho que ofrecen asesoramiento jurídico).

Ante el volumen de llamadas, el grupo aumentó a más de 20 personas y ya se está pensando en una nueva ampliación 'para atender a un mayor número de personas', avanzó Orozco.

Información y asesoría

Hay dos áreas específicas: en una, que funciona las 24 horas todos los días de la semana, se reciben todas las llamadas y se informa o se deriva a los diferentes servicios de atención a las víctimas de las Comunidades Autónomas.

Las mujeres que precisan asesoramiento legal son derivadas a las especialistas jurídicas. Estas consultas suelen durar entre 30 y 40 minutos, porque 'en estos casos no se puede meter prisa', puntualizan en la delegación. Los mayores miedos de las víctimas es saber qué ocurrirá con sus hijos y cómo lograrán una independencia económica.

A pesar del volumen de consultas, aún es pronto para trazar una pauta en el tipo de llamadas, explican desde la delegación. Lo que sí es un hecho es que en la mayoría de los casos es la propia víctima del maltrato la que realiza la llamada. La mayoría de ellas lo hace desde la Comunidad Autónoma de Madrid, seguida de Andalucía y Catalunya.

En lo que va de 2007 han muerto nueve mujeres víctimas de la violencia machista, según datos de la delegación especial del Gobierno Contra la Violencia sobre la Mujer. Ninguna de ellas había presentado una denuncia contra su agresor, puntualizó Encarnación Orozco. Por ello insistió en la necesidad de esforzarse en informar a las mujeres y ayudarlas a reconocer la violencia que pueden estar padeciendo. 'Esta labor debe estar capitaneada por los poderes públicos, pero secundada por toda la sociedad', advirtió.

Llamadas de familiares

La implicación de la sociedad también se nota en el 016, porque son muchos los familiares y amigos de las víctimas los que llaman a este servicio. Quieren saber, por ejemplo, cómo identificar si la mujer podría estar sufriendo maltrato, sobre todo cuando no existen señales físicas. 'El equipo les pregunta si las mujeres están aisladas y sobre otras pautas que se repiten en los casos de maltrato', explican desde la delegación.

En ningún caso se guardan datos ni nombres de las personas que llaman. El número de atención tampoco aparece en las facturas telefónicas, insisten desde la delegación: 'El anonimato y la confidencialidad son absolutos'.

 

La coordinadora del 016 explica cómo influyen las noticias sobre maltrato 

 'La mujeres que llaman están atemorizadas, desconfían de todo y hay que darles seguridad'. La que habla es Nury Carrasco, jefa de Qualytel Services, empresa que gestiona el 016, quien destaca la preparación del equipo que atiende las llamadas: 'Han recibido mucha formación y tienen experiencia en la atención telefónica'.

Pese a todo, la dureza de muchos casos ha hecho que el equipo comience a recibir ayuda psicológica. 'Hay situaciones difíciles, como cuando la conversación se corta porque la víctima tiene cerca a su agresor', explica Carrasco. Otras veces, la mujer 'se envalentona' y tienen que disuadirla para que no se precipite y se enfrente a su maltratador. Si notan que la pareja está cerca le piden que cuelgue. Para no poner en peligro a la víctima el 016 tampoco devuelve las llamadas.

La mayoría de las consultas se produce entre las tres y las seis de la tarde, coincidiendo con 'las noticias sobre maltrato, con el telediario'. A medianoche, 'cuando en casa todos duermen', el servicio recibe también muchas llamadas. 



El Ministerio de Trabajo ha firmado acuerdos con las comunidades autónomas para que cuando una mujer maltratada se ponga en contacto con el teléfono 016, esa llamada pueda ser transferida a los diferentes servicios autónomicos de atención telefónica. El acuerdo ha sido suscrito por todas las regiones menos por cinco: Madrid, Murcia, Castilla y León, La Rioja y Valencia (las cinco gobernadas por el PP).

'Al Gobierno de Madrid le hemos remitido el convenio varias veces y nos ignoran. Por eso no podemos derivar las llamadas del 016 al teléfono 012, el teléfono de la Comunidad de Madrid', explica Encarnación Orozco, delegada Especial del Gobierno contra la Violencia de Género. 'En Madrid tampoco nos facilitan la información actualizada que tienen de sus recursos de atención a las maltratadas. Si un centro cambia de dirección o de teléfono, no tenemos manera de saberlo', afirma Orozco, quien concluye con una advertencia a estas cinco comunidades: 'Las mujeres de estas regiones tienen menos derechos'.