Publicado: 22.08.2014 10:15 |Actualizado: 22.08.2014 10:15

Más de 130 camiones rusos entran en Ucrania sin el permiso de Kiev

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 134 camiones atravesaron la frontera ruso-ucraniana esta mañana para dirigirse a la ciudad de Lugansk por territorio controlado por los separatistas prorrusos. "Unos 130 vehículos con ayuda humanitaria rusa para la población del Donbass (región hullera que abarca las rebeldes regiones de Donetsk y Lugansk) ya han atravesado la frontera y recorren territorio del este" de Ucrania, dijo un corresponsal de la televisión rusa Rossiya 24 desde la frontera ruso-ucraniana.

Los 34 primeros, que entraron en una primera tanda a primera hora de la mañana, fueron revisados por el Servicio de Aduanas ucraniano. Los 100 siguientes camiones, sin embargo, no han sido revisados ni certificados, denunció al conocer la noticia el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Lisenko. El ministro de Exteriores ucranio lo ha considerado una "flagrante violación de los principios básicos de la ley internacional".

El jefe del Servicio de Seguridad de Ucrania, Valentín Naliváychenko, calificó hoy de "invasión" la entrada del convoy humanitario ruso en territorio ucraniano sin el permiso de las autoridades de este país y sin la escolta de la Cruz Roja. "Esto lo llamamos invasión directa. Bajo la cínica cobertura de la Cruz Roja, (el convoy) son vehículos militares con documentos de cobertura", dijo Naliváichenko a los periodistas en Kiev.

El presidente ruso, Vladímir Putin, "está al tanto" de que la columna con ayuda humanitaria avanza hacia Lugansk, informó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov. Minutos antes, la cancillería rusa anunció que el convoy con ayuda humanitaria rusa para la población del este de Ucrania entraría en ese país aun sin la autorización del Gobierno de Kiev. "La parte rusa ha decidido actuar. Nuestra columna con carga humanitaria empieza a dirigirse hacia Lugansk", advirtió la cancillería rusa, que acusó a las autoridades ucranianas de retrasar intencionalmente los procedimientos aduaneros.

Según una declaración publicada en la página oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, "la situación con los interminables retrasos artificiales para comenzar la entrega de la ayuda humanitaria rusa a las regiones del sureste de Ucrania es intolerable". Moscú advirtió contra cualquier intento de impedir esa misión humanitaria y recalcó que la responsabilidad por posibles provocaciones recaerá "sobre aquellos que están dispuestos a seguir sacrificando destinos humanos en aras de sus ambiciones y planes geopolíticos".

Moscú afirma que "es intolerable" que Kiev provoque "retrasos artificiales" en la entrega de la ayuda humanitaria de Rusia Exteriores recordó que la columna formada por más de 260 camiones permanece en la frontera ruso-ucraniana desde hace más de una semana pese a los esfuerzos "sin precedentes" para cumplir todas las formalidades necesarias. "Entretanto, Kiev desde hace varios días dilata dar su acuerdo, necesario para el Comité Internacional de la Cruz Roja, inventando nuevos pretextos y, al mismo tiempo, intensificando sus ataques contra Lugansk y Donetsk", añade la declaración.

Moscú explicó que el miércoles comenzaron los procedimientos aduaneros, pero ayer éstos fueron suspendidos con el argumento de que los combates se habían intensificado en la ciudad de Lugansk. "En otras palabras, las autoridades ucranianas bombardean ellas mismas el punto de destino de la ayuda (humanitaria) y por ese mismo motivo prohíben que se transporte hasta allí", señala la declaración.

A juzgar por todo, añade Exteriores, Kiev se plantea el objetivo de tomar de manera definitiva las ciudades de Lugansk y Donetsk para el 24 de agosto, cuando Ucrania celebra el Día de la Independencia. El convoy, con cerca de 2.000 toneladas de ayuda, partió de las afueras de Moscú hace diez días y desde hace ocho se encuentra en la frontera con Ucrania.