Publicado: 05.12.2013 18:22 |Actualizado: 05.12.2013 18:22

Más de 2.270 personas sin papeles lograron entrar en Melilla en 2013

La cifra es ligeramente superior a la del pasado año, pero dista de las 3.245 del 2005

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de 2.270 migrantes consiguieron entrar en Melilla en el 2013 (hasta el 1 de diciembre), una cifra que supone un ligero incremento respecto a 2012, con 2.186 entradas, pero que dista mucho de las 3.245 personas que lograron ese objetivo en el 2005.

Según datos facilitados de la Delegación del Gobierno, tras ese año, la presión migratoria cayó de manera considerable en los años sucesivos, pero sufrió un gran repunte en el 2011, año que marca el inicio de la situación que se vive en la actualidad.

De las 3.245 entradas del 2005, se pasó a 655 en el 2006, 704 en el 2007 y 882 en el 2008. Al año siguiente, en el 2009, se volvió a experimentar una ligera caída en el número de inmigrantes que consiguieron acceder a Melilla (687), hasta que en el 2010 volvió a crecer hasta las 1.040 entradas irregulares. Sin embargo, el repunte "extremo" se produjo en el 2011, cuando llegaron a la ciudad 1.940 inmigrantes, casi el doble que el año anterior, que, en su mayoría, alcanzaron la ciudad autónoma a bordo de embarcaciones, ya que la valla solo registró en el 2011 un único intento de entrada masiva.

Es en el 2012 cuando se comienza a hablar nuevamente de intentos masivos de sobrepasar el perímetro fronterizo, ya que se contabilizan hasta 28 intentos, una presión migratoria similar a la del 2005, pero que sólo supone un incremento del 12% en el número de entradas con respecto al año anterior. Ello se debe, y según la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma, fundamentalmente a dos motivos: una labor más eficaz de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, fundamentalmente la Guardia Civil, unida a las medidas adoptadas en la valla, y una mayor colaboración por parte de Marruecos. Es lo que permite que, a pesar de que la presión es similar, las cifras actuales de entradas sean inferiores a las del 2005.

Las estadísticas de acceso de migrantes no sólo incluyen las de los subsaharianos que saltan la valla, ya que la presión migratoria que vive la ciudad va mucho más allá, agregan las mismas fuentes. Además de existir otras vías de acceso diferentes al salto al vallado -pateras, dobles fondos de vehículos, etc- a la ciudad autónoma llegan personas que no son subsaharianas, como argelinos o sirios, que entran mayoritariamente a través de los puestos fronterizos, en muchos casos, haciéndose pasar por ciudadanos marroquíes.

Precisamente, son los dos grupos más mayoritarios en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que suponen en torno al 45% de su población que ronda actualmente las 900 personas. Desde el año 2002, a Melilla han accedido más de 16.000 inmigrantes de manera irregular.