Público
Público

Más de 300 efectivos combaten el incendio en el parque natural Serra da Estrela

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 300 efectivos combaten hoy un incendio en el parque natural de Serra da Estrela, en el norte de Portugal, donde estaban activos la mayoría de los 21 registrados hoy por la Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC).

El incendio de Aldeia da Serra, situado en el municipio de Seia, en el distrito de Guarda, continua activo después de cuatro días y ha obligado a movilizar a casi un centenar de vehículos y dos medios aéreos.

El parque de Serra da Estrela, uno de los mayores espacios naturales de Portugal, cercano a la región española de Castilla y León, ha vivido una semana dramática y hasta el pasado día 12 habían ardido casi 10.000 hectáreas, según estimaciones oficiales.

Otro espacio protegido, el parque de Peneda Gerés, continuaba en alerta, pero la violencia de los incendios había disminuido durante la jornada.

Según las fuentes, se ha logrado reducir de cuatro a dos los frentes activo del incendio declarado en Mezio-Travanca, en el distrito de Viana do Castelo, mientras que el desatado en Terras de Bouro, uno de los más agresivos de la semana, estaba bajo control.

El descenso de las temperaturas ha contribuido a evitar una mayor propagación de los incendios, aunque en algunas zonas el viento se ha convertido en un enemigo de los servicios que los combaten.

La ANPC mantiene en todo el país la alerta amarilla por peligro de incendio, la tercera más grave en una escala de cinco.

Las últimas estimaciones elevaban la superficie quemada durante este año en más 70.000 hectáreas, extremo que incrementó la preocupación de las autoridades del país.

El presidente luso, el conservador Aníbal Cavaco Silva, y el primer ministro, el socialista José Sócrates, interrumpieron ayer, viernes, sus vacaciones para seguir de cerca las operaciones.

La última semana los incendios han azotado Portugal, especialmente el norte, y han provocado la muerte de dos bomberos, la evacuación temporal de aldeas y el corte de carreteras.

Las autoridades han atribuido al factor humano al origen de la mayoría de los incendios -cerca del 20 por ciento son provocados-, por lo que la Policía portuguesa ha reforzado sus equipos de investigación.

En la jornada de ayer, tres pastores fueron arrestados acusados de haber provocado otros tantos fuegos en las localidades norteñas de Mogadouro, Tabuaco y Sernancelhe, lo que ha elevado a 15 los detenidos este año por incurrir supuestamente en este tipo de delitos.