Público
Público

Mas de 40 líderes empresariales alemanes protestan con una campaña contra Merkel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mas de 40 líderes de las principales empresas e industrias alemanas han unido sus fuerzas para protestar, mediante una campaña mediática, contra la política energética, industrial y económica del Gobierno de la canciller federal, Angela Merkel.

"Una política que apuesta por sanear los presupuestos estatales como nuevos impuestos energéticos, bloquea las necesarias inversiones en el futuro", destaca el texto de los anuncios a toda página que se publicarán mañana en varios diarios de difusión nacional, según adelanta hoy el rotativo económico "Handelsblatt".

Este subraya que entre los firmantes se encuentra "la créme de la créme" de la economía alemana, desde el presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, al del consorcio Bayer, Werner Wenning, pasando por el líder de Thyssen-Krupp, Ekkehard Schulz, y hasta el jefe de la Federación Alemana de Fútbol, Oliver Bierhof.

"El que los cuatro consorcios energéticos -E.on, RWE, Vattenfall y EnBW- hayan conseguido organizar una alianza tan amplia refleja la gran decepción de la economía tras el primer año de la coalición" cristianodemócrata-liberal que lidera Merkel, escribe el rotativo.

El anuncio que publicará mañana la prensa escrita subraya que un suministro de energía pagable "es indispensable para Alemania" y destaca que "las energías renovables, en especial la energía solar, provocan a largo plazo costes suplementarios apreciablemente mas elevados, que solo este año serán de 8.000 millones de euros".

Los firmantes, entre ellos los presidentes de los cuatro consorcios energéticos citados, denuncian como negativos proyectos concretos del Gobierno de Merkel como "el previsto impuesto para el combustible nuclear o un incremento del impuesto ecológico" y son partidarios de prolongar la vida de las plantas atómicas.

La protesta se produce cuando el Gobierno federal prepara su nuevo concepto energético, que deberá presentar a finales de setiembre, en medio del debate sobre la prolongación de la vida de las centrales nucleares y cuando la propia Merkel realiza una gira por el país para conocer las fuentes de energía en Alemania.

"Queremos dejar claro juntos que existe un consenso para una amplia mezcla de fuentes energéticas en la sociedad", declara en el "Handelsblatt" el presidente de RWE, Jürgen Grossmann.

Por su parte, el jefe del consorcio EnBW, Hans-Peter Willis, comenta en el mismo rotativo que "el amplio apoyo de la sociedad, la economía y la ciencia a una mezcla de fuentes energéticas, inclusive la nuclear, demuestra que la política energética no debe ser solo política ecológica, sino también industrial".

Entre los firmantes se encuentran también destacados políticos como el presidente del Consejo Económico Cristianodemócrata y correligionario de Merkel, Kurt Lauk, o el ex ministro de Economía socialdemócrata Wolfgang Clement.

"Contemplamos esto (la campaña mediática) como un disparo de advertencia al Gobierno", declara un líder empresarial sin identificar en el diario, en el que otro comenta anónimamente que "lo que los verdes no han conseguido en 15, 20 años, la desindutrialización de Alemania, lo va a conseguir este Gobierno como continúe así".

El "Handelsblatt" comenta que los firmantes temen que el Gobierno federal tome en las próximas semanas decisiones erróneas en política energética, cuando el equipo de Merkel decida que papel jugarán en el futuro recursos energéticos como el carbón, el gas, el viento y el sol, pero sobre todo, las plantas nucleares.

"Hay mucho en juego: asegurar las bases de la vida de mañana y la capacidad de futuro de Alemania", destaca el texto del anuncio, en el que la cúpula empresarial de este país apela "a todos los responsables políticos".