Público
Público

Más de 500 excursionistas retenidos en la A-3, en Cuenca, por la nevada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de quinientos excursionistas que viajaban en autobuses se han quedado retenidos en la A-3, en áreas de servicio de Huete y Honrubia (Cuenca), donde la fuerte nevada que caía esta mañana ha obligado a cortar el tráfico pesado.

El director general de Protección Ciudadana, Pascual Martínez, ha explicado en una rueda de prensa los incidentes registrados en Castilla-La Mancha como consecuencia de la nieve, principalmente accidentes de tráfico, un total de 114, uno de ellos mortal, al salirse de la vía sobre las 8:00 horas una motocicleta en la A-4, a la altura de Madridejos (Toledo), cuyo conductor ha fallecido.

Las nevadas están afectando a toda la región, sobre todo a las provincias de Cuenca y Toledo.

Así, en el área de servicio de Huete se encuentran retenidos varios autobuses, en los que viajan unos cuatrocientos excursionistas, y en Honrubia hay un grupo de 116 estudiantes murcianos que se dirigían al aeropuerto madrileño de Barajas en viaje de estudios.

Martínez confía en que en las próximas horas se pueda abrir el tráfico en la A-3 a los vehículos pesados pero, en cualquier caso, ha destacado que todas las personas están atendidas por los servicios de protección civil, la guardia civil y la policía local.

En la región, donde al comenzar las nevadas se activó el Plan Específico de Fenómenos Meteorológicos Adversos de Castilla-La Mancha (METEOCAM), se ha doblado el número de llamadas al servicio de emergencias 112, y se han atendido en las primeras doce horas de hoy más de 6.600.

Se han contabilizado 342 incidencias relacionadas con la nieve: 117 en Cuenca, 115 en Toledo, 54 en Albacete, 34 en Guadalajara y 22 en Ciudad Real.

En total se han registrado hoy 114 accidentes de tráfico, una cantidad muy superior a la media diaria que no supera los 37.

En la red de carreteras las mayores dificultades se registran ahora en la red principal, en la A-3 y la A-4; en esta última, a la altura de Madridejos, se encuentran parados más de cuarenta camiones esperando a que se abra la circulación para los vehículos pesados.

En la A-3 se llegó a cerrar el tráfico para todos los vehículos durante unas dos horas, hasta las once horas, pero después fue abierto para los turismos, y en ambas está restringido para camiones y autobuses.

La situación para las próximas horas tiende a mejorar, aunque se mantiene la alerta naranja en Castilla-La Mancha excepto en Guadalajara, y se espera pasar al nivel amarillo en las próximas horas, si bien a partir de ahora se presenta un nuevo problema: el hielo.

Desde la medianoche están trabajando en la región más de 420 personas de la Dirección General de Carreteras para minimizar los efectos de la nieve, y se han esparcido mil toneladas de sal en las carreteras de la red autonómica.

Están actuando en la red de carreteras autonómicas 67 camiones, 25 motoniveladoras y diez palas para rebajar los efectos de la importante nevada caída en la región, ha dicho el director general de Protección Ciudadana.