Publicado: 08.05.2014 15:50 |Actualizado: 08.05.2014 15:50

Más de 55.000 firmas por la retirada del 'canon por cita'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El rechazo de los internautas al canon por cita se ha plasmado en una petición online que cuenta ya con más de 55.000 firmantes. Bajo el título 'Retiren el canon por cita' la propuesta creada en la web Change.org va dirigida a la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

El texto argumenta los motivos de su rechazo a la medida: "Primero fue el canon de la SGAE. Ahora se han inventado algo nuevo: si pones en una web una cita con un enlace a una noticia de un periódico como El País, El Mundo o el que sea, tendrás que pagarles una tasa", explica. Además, recuerda la incongruencia que supone conseguir lectores a los medios y además tener que pagarles por ello.

"Y esta nueva tasa afectará no solo a los grandes como Google News, sino que hará inviables los proyectos de pequeños emprendedores de Internet, como Menéame, y a la propia naturaleza de la Red", resume.

"Cobrar, cobrar y cobrar por todo. Es lo único que parece preocuparle al Gobierno"

Los impulsores de esta petición consideran que hay un motivo claro tras esta inédita reglamentación: "A cambio de este regalito a los grandes periódicos impulsado por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el Gobierno se asegura el beneplácito de los diarios y el apoyo de cara a las próximas citas electorales. Redondo".

El subtítulo del argumentario, reza, a modo de conclusión: "Cobrar, cobrar y cobrar por todo. Es lo único que parece preocuparle al Gobierno". Y acaba con una conclusión: "Esto solo podemos pararlo entre todos".

El pasado mes de febrero el Consejo de Ministros aprobó una polémica 'reforma parcial' de la ley de Propiedad Intelectual que incluye una nueva reglamentación: el pago de "compensaciones equitativas" a editores de contenidos (incluidos medios de comunicación, por parte de agregadores o buscadores, como Menéame o Google News, (motivo por el cual también se conoce como 'Tasa Google')

El anuncio de la medida contó con un amplio rechazo en las redes sociales, por cuanto consideran que supondría una merma del derecho de cita. Aunque la reforma no exigiría tener autorización previa para citar "fragmentos no significativos" de informaciones, el pago no sólo afectará a grandes de Internet como Google, sino que también perjudicará a muchas pequeñas webs.

Entre las reacciones de los internautas a la medida destaca el boicot en los agregadores a los contenidos de los medios socios de la Asociación de Editores (AEDE). El blog de Menéame, por ejemplo, propone votar negativo a las noticias de estos medios. En febrero, la web de AEDE fue hackeada también, como reacción a la noticia,