Público
Público

Más de 60 poetas se sueltan el pelo en una antología de poesía erótica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de sesenta poetas, entre los que figuran Luis Alberto de Cuenca, Fanny Rubio, Jesús Munárriz y Luis Eduardo Aute, reflejan su visión del sexo en la antología erótica "Aldea Poética IV. SXO", que la editorial Ópera Prima publica con la intención de transgredir y sugerir, y de dar placer al lector.

En esta antología, subtitulada "Poesía lúbrica", participan también la fotógrafa Ouka Leele, el actor Nancho Novo y poetas como Balbina Prior, Paula Arenas Martín-Abril, Antonio Orihuela, Sonia San Román, Carmen Sigüenza, Luis Longoria, Belén Reyes, Ángel Petisme y Rafael Soler, entre otros muchos.

En total, son 64 poetas que han sido seleccionados entre los más de 200 de lengua española que respondieron al llamamiento de la editorial para que, "con amplitud de miras y con libertad", enviaran un poema cada uno de temática erótica, según le decía hoy a Efe Antonio Pastor, director de Ópera Prima.

La nueva antología, que se presenta esta tarde en "Los placeres de Lola", un lugar adecuado al contenido del libro y situado en el madrileño barrio de Lavapiés, forma parte del proyecto lírico Aldea Poética que la editorial puso en marcha en 1977.

El primer volumen, "La poesía nos une", llevaba un prólogo de Gloria Fuertes. Tres años más tarde apareció el segundo, "Poesía en acción", con la participación de músicos, artistas visuales, autores de cómics y poetas. El tercero, de 2005, se dedicó al Haiku, y, ahora, se publica Aldea poética IV, centrado en el erotismo y en el sexo.

"La poesía es un medio muy interesante para vehicular las pulsiones eróticas y canalizarlas a través del lenguaje poético con toda su riqueza y su potencia", afirma Pastor.

En esta cuarta entrega de Aldea Poética se trataba de "seducir y conquistar al lector, invitarlo a participar en la fiesta". Y se trataba también de "reivindicar la libertad de expresión, en este caso con el contenido sexual como bandera. Libertad a la hora de escribir y de leer, a la hora de sentir y de producir placer", añade.

"Dime qué puedo hacer sino adorarte/ cuando inundas tu valle con espuma/ de afeitar y, empuñando la navaja,/ eliminas el vello que te sobra", escribe Luis Alberto de Cuenca en el poema "Paisaje con figura rasurada", que abre la antología.

Y responde Aute en "Mojándolo todo": "Tendida,/ con los muslos como alas abiertas, dispuestas al vuelo... me incitas,/ me invitas a viajar por lácteas vías/ y negros agujeros levemente desvelados/ por tu mano que juega...".

El lector de "SXO" encontrará versos que denotan maestría poética y otros propios de escritores noveles. Los hay sugerentes y los hay demasiado explícitos quizá.

Pero los 64 poemas, asegura el editor, constituyen "una invitación lúdica a disfrutar de la capacidad de sentir y del sexo como algo abierto y natural".

Para conseguirlo, conviene antes quitarle al sexo "toda la carga religiosa y social" que lo suele acompañar, para que quede "como un sentimiento lo más puro posible, aunque luego lo adornes, lo enriquezcas, lo compliques y lo enturbies con lo que te dé la gana", subraya Antonio Pastor.

"Que la gente no se asuste por decir lo que sienta o por leer lo que le excita", aconseja el editor.