Público
Público

Más de 4.600 conductores han dado positivo en alcohol en los últimos 15 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 4.600 conductores han dado positivo en los controles de alcoholemia que se han realizado en los últimos quince días con motivo de la campaña desplegada en este sentido por Tráfico, lo que supone un 1,17 por ciento, un porcentaje ligeramente superior al registrado el año pasado en las mismas fechas.

En total, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT), del 7 al 20 de diciembre los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizaron 393.084 pruebas de alcoholemia y 4.634 conductores dieron positivo con tasas por encima de lo permitido.

El porcentaje de conductores que conducían con una tasa superior fue ligeramente superior al registrado en la campaña del año pasado, que fue del 1,10 por ciento, pero en la última, tal y como señala Tráfico, se han realizado 24.815 controles más con la idea de "expulsar de la carretera a aquellos conductores que se ponen al volante después de haber ingerido alcohol".

No obstante, a pesar de este ligero aumento de positivos, los resultados anuales de las pruebas de alcoholemia realizadas por la Guardia Civil muestran un descenso continuado del número de positivos ya que se ha pasado del 3,97 por ciento en el año 2003 (cerca de dos millones de pruebas con 81.864 positivos) al 1,84 en 2008 (más de cinco millones de pruebas con 93.979 positivos).

De los 4.634 conductores denunciados en estas dos semanas, 4.113 han sido detectados en controles preventivos, 263 en controles tras cometer una infracción, otros 239 tras haber sufrido o causado un accidente y 19 por síntomas evidentes de ingesta de alcohol.

Además, a 3.853 conductores se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 781 restantes se les han instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 miligramos por litro de aire espirado.

Además, contra otros 26 conductores se han abierto diligencias y han sido puestos a disposición judicial por negarse a realizar las pruebas de alcoholemia.

Los conductores denunciados en la campaña han incurrido en una infracción muy grave, según el artículo 65 de la Ley de Seguridad Vial, que conlleva una sanción económica de 300 a 600 euros, imponiéndose además, en todo caso, la suspensión del permiso para conducir por un periodo de hasta tres meses y se le restarán 4 o 6 puntos en función de las tasas de alcohol.

Pero además el Código Penal establece una serie de penas para los conductores que hayan incurrido en un delito por superar las tasas permitidas.

Las pruebas se han realizado tanto en horario nocturno como en horas del mediodía, con el fin de que los controles fueran disuasorios de ingestión de bebidas alcohólicas durante las típicas comidas propias de este mes.

Además de los controles realizados por los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, algunos Ayuntamientos con más de 25.000 habitantes y las Comunidades Autónomas de Cataluña y País Vasco, que tienen transferidas las competencias, se han sumado a la campaña realizando controles en sus respectivos municipios y comunidades

Durante el resto de las fiestas navideñas, Tráfico advierte de que el control del alcohol en la conducción se seguirá vigilando muy de cerca y además se continuará la emisión del anuncio de Navidad de la DGT que incide en este factor de riesgo de producción de accidentes.

La DGT insiste en la relación entre consumo de alcohol, incluso a bajas concentraciones etílicas, y la reducción de la capacidad de conducción, que se refleja en el deterioro de la atención, de las funciones visual y auditiva, perturbaciones en el campo perceptivo, cansancio, somnolencia o fatiga muscular y los accidentes de circulación.