Público
Público

Más de 700 conductores detenidos por alcoholemia en 15 días de campaña

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En los quince días de duración de la última campaña especial de control de alcoholemia puesta en marcha por la Dirección General de Trafico han sido detenidos 702 conductores por superar las tasas de alcohol permitidas.

Este es el balance de la campaña que la DGT ha desarrollado entre el 6 y el 19 de julio para controlar y concienciar de los riesgos del consumo de alcohol al volante.

Durante el dispositivo, 5.149 conductores dieron positivo en los controles que los agentes de la Guardia Civil llevaron a cabo en los más de 800 puntos de control distribuidos por las carreteras españolas con mayor intensidad circulatoria, y a 4.447 de ellos se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa.

Otros 702, que superaron la tasa de 0,6 miligramos por litro de alcohol en aire respirado, lo que conlleva un delito que puede implicar el ingreso en prisión o la realización de trabajos en beneficio de la comunidad, han pasado a disposición judicial.

Los resultados de esta campaña, en la que se han realizado 422.109 pruebas de alcoholemia, demuestran que el porcentaje de positivos continúa descendiendo, desde el 1,47 por ciento de positivos registrado en junio de 2006, al 1,21 por ciento en julio de 2009.

Según la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología presentada en 2009, tres de cada diez conductores que perdieron la vida en accidente de tráfico en 2008 presentaban alcohol en sangre en tasas superiores a 0,3 gramos por litro.

Desde que conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas se ha tipificado como un nuevo delito contra la Seguridad Vial en la reforma del Código Penal, se han producido 19.393 detenciones por esta causa, según el Balance sobre el impacto de la Reforma Penal en materia de Seguridad Vial.

Esto supone un incremento del 61,3 por ciento de los conductores que han ido a prisión por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas con respecto a 2007.

De los más de 2.546 conductores en la cárcel que se contabilizaban a finales de abril de 2009 por delitos contra la seguridad del tráfico, más de la mitad habían sido detenidos por alcoholemia, drogas o negarse a realizar las pruebas que determinan la presencia de dichas sustancias durante la conducción.

También se ha notado el incremento en el número de conductores que han tenido que realizar trabajos en beneficio de la comunidad como alternativa a prisión.

El 75 por ciento de las sentencias dictadas en este sentido entre diciembre de 2007 y abril de 2009 están relacionadas con la seguridad vial, 52.513 de ellas con el consumo de alcohol o estupefacientes.

En los últimos doce meses, un 1,3 por ciento del total de delitos cometidos en España son por infracciones en materia de seguridad vial, consumo de alcohol o drogas al volante o conducir sin permiso o licencia.