Público
Público

Más allá de las audiencias

TVE es más apreciada por sus programas que las privadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tenemos buena y puntual información sobre las audiencias de las cadenas de televisión en los hogares españoles, pero sabemos poco sobre las valoraciones y las imágenes de las programaciones televisivas. Si lo primero es, sin duda, importante -sobre todo para las cadenas, cuyos ingresos por publicidad dependen de la audiencia-, lo segundo no lo es menos, para que ciudadanos y gobiernos podamos valorar las ofertas del medio de comunicación más poderoso. Nos importa saber qué cadenas cumplen mejor las funciones que se espera de ellas -las de servicio público esencial que nuestra legislación les atribuye-, para lo que se les concede, gratuitamente, el uso de un espacio radioeléctrico limitado que es un bien de dominio público.

A eso viene este Publiscopio especial -proyectado para realizarse anualmente- en el que preguntamos a la población sobre la programación de las cadenas, comparando su oferta en las principales áreas temáticas y sus cualidades en los aspectos más relevantes. Las tres cadenas principales por su audiencia son también las que, globalmente consideradas, gustan más a los telespectadores, con pequeñas diferencias entre ellas. Entre uno y dos puntos por encima está Antena 3, seguida, en este orden, por La 1 y Telecinco. Las dos cadenas más jóvenes -Cuatro y La Sexta- están empatadas en la preferencia general, y ambas quedan por delante de La 2.

Las emisoras autonómicas, consideradas en conjunto, se sitúan en una posición intermedia en las preferencias generales; pero esta posición es poco significativa, porque resulta de la agregación de preferencias referidas a emisoras distintas, con programaciones muy diversas. Las posiciones de las autonómicas están muy diferenciadas por comunidades: en Catalunya, TV3 supera a todas las demás cadenas en las preferencias expresadas en la encuesta; en Andalucía, Canal Sur está empatada con Telecinco en segundo lugar, por detrás de Antena 3; Telemadrid queda, en su comunidad, en cuarta posición, empatada con Cuatro; y Canal Nou es la última en las preferencias de la Comunidad Valenciana, por detrás incluso de La 2.

Pero esta consideración global es poco informativa, porque sus resultados, lógicamente, tienden a aproximarse a las audiencias y responden a los mismos criterios. Lo que tiene más interés en este análisis son, por una parte, las valoraciones según áreas de programación y cualidades de su oferta, y, por otra, las diferencias entre distintos sectores de la población.

En el primer aspecto, los resultados de este Publiscopio dejan claro que TVE es mucho más apreciada que las televisiones privadas con las que compite en el liderazgo de la audiencia. La 1 es, en opinión de la mayoría, la cadena con una programación más informativa, más objetiva, más interesante y de mejor gusto, y, tras La 2, la más culta y la más educativa. Sólo en el entretenimiento son superadas las cadenas públicas por Antena 3 y Telecinco. En modernidad, ninguna de las tres cadenas con mayor audiencia destaca; la de programación más moderna es La Sexta, seguida en esta cualidad por Cuatro.

En cuanto a la oferta televisiva, Antena 3 es preferida por las películas y Telecinco, por las series y los programas de entretenimiento. La 1, muy destacadamente, por la información internacional y de política nacional; también por la información deportiva -aunque en ese área sólo ligeramente por delante de La Sexta y Antena 3-. La 2, también muy destacadamente, por la programación cultural.

La comparación entre los puntos fuertes de la televisión pública y las dos cadenas privadas de mayor audiencia es elocuente: la oferta de las privadas se resuelve en el mercado de compra de derechos de emisión de películas y series; la oferta de las públicas, en la producción de programas de información. La principal debilidad de las televisiones públicas parece estar en los programas de entretenimiento, donde las privadas las superan claramente. Las diferencias entre distintos sectores de la población son también muy marcadas. La 1 es preferida por los mayores de 45 años; Antena 3 y Telecinco, por los menores de esa edad. Entre los más jóvenes, La Sexta empata con Cuatro y ambas se acercan mucho a Telecinco y Antena 3.

Las valoraciones están muy mediatizadas por factores ideológicos, sobre todo políticos. Hay diferencias muy marcadas entre los gustos de los votantes del PSOE -que valoran más a La 1 y Telecinco-, los del PP y UPyD -que prefieren, a gran distancia, Antena 3-, los de IU -por amplia mayoría, fans de La Sexta- y los votantes nacionalistas -que, lógicamente, valoran más a las autonómicas. La religiosidad también discrimina: entre los católicos practicantes la cadena preferida es La 1; entre los no practicantes, Antena 3; y entre ateos y no creyentes, La Sexta.