Publicado: 06.06.2014 19:14 |Actualizado: 06.06.2014 19:14

Mas amaga con acudir a la proclamación del nuevo rey

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El president de la Generalitat, Artur Mas, parece haber dejado de lado su desafío soberanista y se plantea volver a ser un hombre de Estado. Mantiene por ahora su viaje oficial a Estados Unidos pero intentará acortarlo para poder asistir a la proclamación del nuevo rey, prevista para el 19 de junio. Según han informado fuentes del Govern, la decisión se tomará en los próximos días, para que de cara al martes ya esté clara su agenda oficial.

Presidencia planificó meses atrás un viaje oficial de Mas en los Estados Unidos entre el 16 y el 21 de junio, junto a miembros del Govern, representantes de la comunidad universitaria y una delegación empresarial. La agenda del viaje incluye visitas a Clayton (Carolina del Norte), Palo Alto, Napa Valley, San Francisco, Sacramento y Los Ángeles (California). Pero para poder acudir a la proclamación, Mas debería acortar un par de días su viaje oficial e intentar condensar la agenda prevista, algo que está estudiando la Generalitat.

Esta misma mañana el Gobierno ya se mostraba confiado en que Mas cambiaría de opinión.  Y la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, hacía un llamamiento a la "reflexión" y "a no mezclar debates" en un momento importante para la historia de España, al tiempo que ha negado que Catalunya reciba un trato injusto por parte del Ejecutivo. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha respondido así a la anunciada abstención de CiU en la votación de la ley orgánica de abdicación.

"Llamaría a CiU a la reflexión" y "sobre todo a no mezclar debates" en un "momento importante para la historia de España", ha subrayado la vicepresidenta. La vicepresidenta ha dicho que "ni es muy entendible ni parece oportuno" la abstención de CiU, ya que "siendo partido de Gobierno uno tiene que reflexionar todavía más al respecto". Ha incidido en llamar a la reflexión al líder de UDC, Josep Antoni Durán Lleida, y que explique su posición, al tiempo que le ha recordado que "lo que se va a votar es la abdicación" del Rey.

Tras asegurar que el Gobierno se preocupa por el "bienestar" de Cataluña, la vicepresidenta se ha referido a la votación de la ley de abdicación y ha apuntado que "en este tipo de actos hay que ser muy conscientes de lo que vota cada uno porque si no la posición puede hacerse incomprensible". La vicepresidenta se ha mostrado convencida de que muchos no entienden la posición de CiU ya que, ante determinados procesos históricos constitucionalmente previstos y que se hacen con "normalidad institucional", partidos de Gobierno "no pueden, ni deben permanecer al margen".