Publicado: 14.10.2014 09:56 |Actualizado: 14.10.2014 09:56

Mas asegura que el 9-N habrá locales, urnas y papeletas, como previa de unas "plebiscitarias"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Artur Mas ha anunciado esta mañana una alternativa a la consulta del 9-N, después de admitir ayer ante ERC, ICV-EUiA y CUP que no podría hacer la consulta en los términos del decreto de convocatoria, suspendido por el Tribunal Constitucional (TC).

En una comparecencia ante los medios que se ha iniciado poco después de las 10.00 de la mañana, el president ha detallado la propuesta formal que ayer adelantaba Joan Herrera al término del cónclave. "Seguimos adelante, no tan juntos como hace 10 días, pero seguimos adelante. La actitud del Gobierno no es echar marcha atrás, ni considerar que no habrá consulta y que todo ha terminado. Todo lo contrario. Estamos decididos a seguir adelante y celebrar la consulta el 9-N".

Así, ha anunciado que el Gobierno de Catalunya sigue decidido a celebrar la consulta en esa fecha, por lo que habrá locales, urnas y papeletas, para que toda la población convocada (los mayores de 16 años) pueda participar en la votación. "La consulta no se celebrará de acuerdo con el decreto que firmé, tras la suspensión del Tribunal Constitucional. Ese decreto no existe, ni habrá otro", ha matizado Mas.

La fórmula a la que se acoge el Govern para continuar con la consulta "se basa en marcos jurídicos preexistentes que nos atribuyen competencias en el ámbito de participación ciudadana", ha explicado Mas, refiriéndose a títulos que no han sido impugnados por el Gobierno. "Todos los locales en los que se celebrará la consulta son propiedad de la Generalitat y la pregunta seguirá siendo la misma. Además, el censo de votantes se registrará el mismo 9-N, en el mismo momento de la votación, con cada ciudadano presentando su DNI en el acto. No hay problemas con la ley de Protección de Datos".

Artur Mas ha insistido en que la consulta no puede considerarse definitiva, pero sí anticipada, ya que para que fuera así deberá contar con el consenso y la propuesta conjunta de todos los partidos y no solo la propuesta del Govern. "Se deberá hacer unas elecciones ordinarias con una candidatura conjunta y un programa conjunto", ha explicado. "Desde el punto de vista de la legitimidad tenemos la razón", ha dicho, para remarcar que para hacerlo con garantías y con el respaldo internacional hay que hacerlo "con una lista conjunta y un programa conjunto que salga de una mayoría absoluta".

"El adversario real y poderoso es el Estado español que nos niega la consulta"

"Lo haremos de forma organizada y legal", ha remarcado Mas. "Se nos exigía que lo hiciéramos dentro del marco jurídico existente y así lo haremos", ha insistido, reiterando la necesidad de un altísima participación. "Al Estado español le preocupa esto. Necesitamos más gente que nunca, porque estamos un poco solos. Tenemos adversarios muy intolerantes", refiriéndose al gobierno del Estado. "El adversario real y poderoso es el Estado español que nos niega la consulta. Estamos actuando en legítima defensa, porque la agresión es muy grande".

"Nuestro consenso debe reflejarse en unas elecciones plebiscitarias, porque todo lo demás ya saben cómo cargárselo. De nosotros dependerá", ha concluido. "Si Catalunya quiere resolver esto, en algún momento habrá que convocar unas elecciones plebiscitarias y entonces, ganar o perder. Esto es la democracia". Pero reconoció que "es responsabilidad de los partidos el transformar elecciones en consulta referendaria".

Mas ha anunciado que la Generalitat movilizará a 20.000 voluntarios de entidades y ayuntamientos y que los resultados provisionales del escrutinio se anunciarán el 10 de noviembre. "Como estamos solos, pediremos ayuda a las instituciones, necesitamos más voluntarios", ha dicho Mas.

Ayer, el bloque soberanista abría la puerta a alternativas, incluso si al final no se pueden poner las urnas. El president, Artur Mas, y los líderes de los partidos proconsulta (CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP) se habían citado en el Palacio de Pedralbes de Barcelona para celebrar su tercera reunión. "El Govern asume su responsabilidad por la falta de consenso, pero estamos cumpliendo nuestros compromisos con los ciudadanos y los partidos", ha dicho. "No podemos seguir deshojando la margarita".

"Hay grietas en el consenso entre los partidos que apoyan la consulta", ha reconocido Mas en todo momento a las preguntas de periodistas. "Los partidos con los que nos reunimos ayer me aseguraron que no estaban de acuerdo con los términos de la consulta, pero lo apoyan", ha detallado Mas sobre la reunión de ayer. "Sobre la unidad entre los partidos podría escribir un libro", ha bromeado. "Pero eso no va a impedir que los catalanes puedan pronunciarse este 9-N, como adelanto a una consulta plebiscitaria posterior".

Para unas elecciones plebiscitarias "hemos de componer una lista que obtenga mayoría absoluta""Hemos hecho una gran tarea en sólo dos años. Hemos hecho en dos años lo que a otros países les cuesta muchísimos años, para cumplir nuestro compromiso", ha concluido Mas. "Y si al final hemos de hacerlo a través de unas elecciones ordinarias plebiscitarias, que es lo que creo, pues lo haremos así. Pero para ello hemos de componer una lista [soberanista] que obtenga una mayoría absoluta".

También ha justificado su decisión de no aplicar su propio decreto de convocatoria del 9-N porque "eso tendría un efecto boomerang contra nosotros y significaría en la práctica no celebrar la consulta". Por eso mismo, ha adelantado que no firmará ningún decreto más: "Sé muy bien lo que pasaría si lo hago". En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno de Rajoy tome medidas para impedir también la consulta alternativa que ahora plantea, ha considerado que eso será complicado "porque esta vez no vamos a ponérselo fácil... a ver qué forma se les ocurre para impedirlo".

A la pregunta de si ese nuevo tipo de consulta es "un simulacro", el president ha argumentado que, en ese caso, "ya no habrá ningún problema, nos dejarán tranquilos y nos permitirán poner las urnas y que la gente sepa adónde tiene que ir y tenga papeletas para votar... Como usted dice que es un simulacro, pues no problem, ya no habrá ningún problema". Y volvió a denunciar la"actitud hostil" del Gobierno central para "tratar de impedirnos lo que no se le puede impedir a nadie, que es votar de una forma normal".

Con respecto a la opinión de la comunidad internacional, Mas ha subrayado que "entenderá que vamos a por todas cuando vea que mucha gente está participando y votando sobre nuestro futuro, aunque no sea la consulta definitiva. Y el mundo entero entenderá nuestra decisión cuando se celebren unas elecciones --legales, puesto que así las convocaré-- en las que formemos una mayoría absoluta definitiva".

La última pregunta ha sido formulada en inglés, preguntando por la legalidad de la consulta que ahora convoca y por la formación de una lista unitaria soberanista. Mas ha contestado también en inglés: "Hace meses que decidimos negociar con el Gobierno central para poder celebrar una consulta popular sobre el futuro de Catalunya. Nos encontramos con una respuesta sumamente negativa del Gobierno y del PP, negándonos el derecho a hacer un referéndum. Así que decidimos hacer una consulta con el mismo objetivo: conocer la opinión de los catalanes sobre el futuro político de Catalunya. Lamentablemente, en España es absolutamente imposible hacer un referéndum de autodeterminación, como sí se ha hecho en Canadá y Reino Unido, sobre Quebec y Escocia. Así que la única forma de hacerlo en Catalunya es celebrar unas elecciones ordinarias y, con una lista única que defienda la soberanía de los catalanes, el referéndum habrá sido logrado".

 

 


http://www.quoners.es/debate/cual-crees-que-sera-el-siguiente-paso-plan-b-si-artur-mas-no-puede-celebrar-la-consulta-soberanista