Público
Público

Mas aspira a gobernar en solitario pero no descarta pactar con PSC, ERC o PPC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de CiU, Artur Mas, ha asegurado hoy que su aspiración de cara a las próximas elecciones catalanas es formar un gobierno de CiU en solitario, si bien ha matizado que no descarta pactar con PSC, ERC o PPC.

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Efe, Mas ha advertido de que, para "levantar" Cataluña, es necesario formar un "gobierno muy fuerte" comandado por CiU, "con un proyecto claro, una gran capacidad de liderazgo" y, a poder ser, libre de ataduras.

Pero si CiU se ve obligada a buscar alianzas, Mas no deshecha de entrada ninguna combinación, salvo la de un gobierno con ICV, ya que es posiblemente la única fórmula que "no concebiría" el electorado.

"No hay ningún pacto que esté excluido de entrada, no se descarta ningún pacto. No habrá notario", ha dicho Mas, en referencia al contrato que firmó ante notaría justo antes de las elecciones al Parlamento catalán de 2006 para descartar un acuerdo con el PPC.

De las tres opciones de pacto que tendría CiU sobre la mesa en caso de necesitar aliados, Mas ha rehusado fijar sus preferencias: "Dependerá en su momento de cuántos votos tengamos nosotros, de qué apoyos necesitemos y de qué programa pongamos sobre la mesa".

Por el momento, Mas ve "muy complicado" pactar con PPC, ERC y PSC.

Mas ha subrayado que con el PPC existe una "enorme distancia" debido a su postura contra el Estatuto y el autogobierno catalán: sólo si retira el recurso al Estatuto será "más fácil" entenderse.

De ERC le separa su tendencia a "jugar a estar en el gobierno y en la oposición al mismo tiempo" y a apostar por acuerdos con los socialistas más que con CiU.

Mas también percibe una gran distancia entre CiU y el PSC, debido a su "enorme dependencia del socialismo español": "Si el PSC fuese mucho más autónomo del PSOE, cosa que no es, sería más fácil llegar a acuerdos con ellos".

En cualquier caso, de cara a las próximas elecciones, Mas ha llamado a "concentrar el voto" en CiU para evitar que la aritmética haga posible un "pacto a la vasca" entre PSC y PPC.