Público
Público

Los más chicos no comen bien ni hacen el ejercicio recomendado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Joene Hendry

Según los padres, los niñospreescolares comen mejor que aquellos en edad escolar. Sinembargo, ambos grupos no hacen la cantidad de ejerciciorecomendada.

El equipo de Hollie A. Raynor, de la University ofTennessee, en Knoxville, evaluó las respuestas de los padressobre la alimentación y la actividad física de sus hijos.

Casi la mitad (el 49 por ciento) de 174 niños y niñasestaba en edad preescolar (de 2 a 5,9 años) y el 51 por cientoen etapa escolar (6 a 12,9 años).

Las respuestas de los padres sobre el nivel de actividadfísica revelaron que el 51 por ciento de los niños de entre 2 y12 años jugaba activamente o hacía ejercicio durante los 60minutos recomendados como mínimo la mayoría de los días de lasemana, publicó Journal of Nutrition Education and Behavior.

El 47 por ciento de los niños en edad escolar tenía riesgode tener sobrepeso o lo tenía efectivamente, a diferencia del22 por ciento de los preescolares.

Los autores hallaron también que menos niños en edadpreescolar comían a diario "snacks" salados o dulces (14 y 16por ciento respectivamente).

En cambio, en las respuestas de los padres casi seduplicaba ese consumo entre los niños en edad escolar: el 26por ciento comía snacks salados y el 30 por ciento, dulces.

Los padres indicaron también que los niños en edadpreescolar comían las porciones mínimas diarias recomendadas deproductos lácteos descremados, no así los chicos yaescolarizados.

Mientras los niños, independientemente de la edad, cumplíanmínimamente el consumo diario recomendado de verduras (1 a 2,5tazas diarias) y generalmente comían 1 a 1,5 tazas de frutaspor día, como indican las recomendaciones, los padresrespondieron que casi el 74 por ciento de los niños consumíacomida rápida por lo menos una vez por semana.

Las perspectivas de los padres sugieren en general que "loshábitos alimentarios y de ocio de los niños no se acercan a lasrecomendaciones actuales", dijo Raynor.

Dado que los malos hábitos alimentarios y físicos tienden aaumentar con el paso de los años, el equipo considera necesarioayudar a los padres de los niños pequeños a que les enseñen asus hijos hábitos saludables antes del inicio de la escuela.

FUENTE: Journal of Nutrition Education and Behavior,enero/febrero del 2009