Publicado: 20.12.2015 09:54 |Actualizado: 21.12.2015 11:22

Los agentes reducen a una veintena los incendios forestales en Asturias

El SEPA ha precisado que ninguno de estos incendios reviste especial gravedad lo que posibilita el retorno a su base de la Unidad Militar de Emergencias

Publicidad
Media: 2.67
Votos: 3
Comentarios:
El incendio declarado este sábado en Igantzi y que tuvo su origen en la caída de un árbol sobre un tendido eléctrico, también ha afectado a zonas arboladas de monte del término de Lesaka donde un total de unas 250 hectáreas se han visto afectadas por el f

Más de un centenar de incendios siguen activos en Asturias, principalmente en la zona del occidente y en cuya extinción trabajan más de trescientos miembros del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) y la Unidad Militar de Emergencias (UME). EFE/Carlos Castro

OVIEDO.- Una veintena de incendios forestales permanecen activos esta mañana en diecisiete municipios de Asturias, de los que ninguno reviste especial gravedad, por lo que la Unidad Militar de Emergencias ha podido regresar a su base, informa el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

Los agentes de Medio Natural del Principado tienen previsto revisar a lo largo de la mañana el estado de los incendios que aún permanecen activos en distintos lugares de la geografía asturiana, reducidos a una veintena después de que el pasado sábado superaron el centenar.



Los focos de fuego contabilizados esta mañana están situados en Corigos, en el concejo de Aller; Brañalibrel y Cabana de Ouria, en Boal; Las Ablanosas, en Candamo; Riotorno e Irrondo de Besullo, en Cangas del Narcea; Castro Balmonte, en Castropol; Arancedo, en El Franco; y Baselgas, en Grado.

Además, continúan activos incendios en Langreo; Merujal, en Laviana; Peñanes, en Morcín; La Roza, en Parres; Villamejín y Serandi, en Proaza; La Veguiña, en Tapia; Vigidel, en Teverga; Rales, en Vllaviciosa; Parlero, en Villayón; y Yernes, en Yernes y Tameza.

El SEPA ha precisado que ninguno de estos incendios reviste especial gravedad, lo que ha posibilitado el retorno a su base de la Unidad Militar de Emergencias, movilizada durante el fin de semana para actuar en las tareas de extinción del fuego.

El presidente del Gobierno regional, Javier Fernández, anunciadó ayer que el Ejecutivo autonómico solicitará al Estado las ayudas correspondientes para intentar paliar los daños originados por los más de cien incendios forestales que se han registrado en el Principado, y sobre los que —en algunos casos— pesa la sospecha de que pudieran ser intencionados.

Fernández, que se desplazó hasta el concejo de El Franco, uno de los lugares más afectados por los incendios, precisó que primero evaluarán las pérdidas y una vez que se erradique el riesgo generado por los propios incendios, el Principado actuará dentro de su competencia y solicitará al Estado las ayudas correspondientes.

El trabajo de extinción realizado y el cambio en las condiciones meteorológicas ha permitido reducir la mayoría de incendios en Asturias. De los 143 incendios activos que se contabilizaban a las 08.45 horas del domingo se ha reducido a 20.

Incendios intencionados

Los incendios, iniciados a primera hora del sábado y que se multiplicaron hasta superar los 130 debido a las condiciones meteorológicas adversas, no han provocado daños personales, aunque sí han afectado a varias viviendas, cinco de ellas en El Franco, en cuya capital, La Caridad, se instaló ayer el puesto de mando avanzado. El fuego también ha calcinado otras tres viviendas abandonadas en los concejos de Boal, en las localidades de Cabanas y Vega de Ouria.

Los incendios, algunos de los cuales se cree que pudieron ser intencionados, afectan a un total de 37 municipios asturianos, principalmente en la zona occidental, pero también a otros del centro y del oriente, como Gijón, Mieres, Llanes y Cangas de Onís.

En las labores de extinción trabajan 230 efectivos de los Bomberos del Principado y cooperativas forestales, un operativo al que se sumó este sábado la Unidad Militar de Emergencias (UME) con una compañía con un centenar de efectivos, catorce autobombas, tres nodrizas y un vehículo reconocimiento.

Una de las viviendas afectadas por los incendios en El Franco, Asturias./EFE

Una de las viviendas afectadas por los incendios en El Franco, Asturias./EFE

La Guardia Civil ha abierto una investigación para tratar de determinar cuáles de estos incendios pudieron ser intencionados, después de que el propio consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, avanzara ayer que "todo parece indicar" que alguno de ellos pudiera haber sido provocado.

Las condiciones adversas hicieron que se pasara de contabilizar dieciocho incendios activos a primera hora de la mañana del sñabado a más de cien a última hora de la noche, una situación que llegó a obligar a cerrar por unas horas las principales conexiones por carretera entre Asturias y Galicia, la autovía A-8 y la N-634, así como la línea de ferrocarril entre ambas regiones.

El presidente de Asturias, Javier Fernández, quien visitó el concejo de El Franco, ya avanzó que el Principado solicitará al Estado las ayudas correspondientes para intentar paliar los daños originados por estos incendios, una vez evaluadas las pérdidas.

El Principado de Asturias mantiene activado, desde las 21.00 horas de este sábado, el Plan de Incendios Forestales del Principado de Asturias (INFOPA) en situación 2.

Esta situación, que se vio agravada durante la jornada del sábado ante los fuertes vientos, las altas temperaturas y la ausencia de lluvias, obligó a cerrar la conexión férrea entre Asturias y Galicia, así como a cortar durante casi cuatro horas las dos principales vías de comunicación por carretera entre ambas comunidades autónomas, la autovía A-8 y la N-634, por la intensa humareda.

El fuego declarado en la localidad navarra de Igantzi, bajo control

El incendio declarado el sñabado en la localidad navarra de Igantzi, que también ha afectado a zonas arboladas de monte del término de Lesaka, ha sido controlado esta mañana por los efectivos de bomberos, según ha informado el Gobierno de Navarra.

El incendio tuvo su origen en la caída de un árbol sobre un tendido eléctrico, y se vio favorecido por el fuerte viento y la ausencia de humedad tanto en el suelo como en la vegetación.

El incendio declarado este sábado en Igantzi y que tuvo su origen en la caída de un árbol sobre un tendido eléctrico, también ha afectado a zonas arboladas de monte del término de Lesaka, y ha sido controlado este domingo por la mañana por los efectivos

El incendio declarado este sábado en Igantzi también ha afectado a zonas arboladas de monte del término de Lesaka, y ha sido controlado este domingo por la mañana por los efectivos de bomberos, según ha informado el Gobierno de Navarra. EFE/Ivan Aguinaga

El incendio de Igeldo, en San Sebastián

incendio

El incendio registrado en el monte Igeldo de la capital guipuzcoana y que está ya sofocado, ha afectado a unas 200 hectáreas, "la mayoría de arbusto bajo" y no hay que lamentar "ni daños personales, ni materiales". "Se ha quedado en un susto", ha señalado el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde donostiarra ha explicado que se ha quemado "una superficie considerable" de Igeldo, perteneciente a los municipios de San Sebastián y Orio, pero "la mayoría de arbusto bajo, no hay gran arbolado".

Según ha explicado, "ha sido un fuego bastante intenso" y, además, "complicado de controlar por la orografía del terreno y el intenso viento, muy cambiante".

El primer edil donostiarra ha indicado que en las labores de extinción del fuego han participado, tanto efectivos de Bomberos de San Sebastián como de Bomberos de Guipúzcoa, en total unos 70 operarios a los que se sumaban más equipos a disposición de más turnos si era necesario. También ha colaborado la Ertzaintza, la Policía municipal y técnicos forales de gestión forestal.

Según ha señalado, ha sido necesario trasladar hasta la zona cisternas de agua de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) de San Sebastián y se han desalojado dos agroturismos, en los que se encontraban unas 20 personas, y cinco caseríos.

Los servicios de emergencia apagan todos los incendios en Cantabria

Los incendios forestales registrados este fin de semana en Cantabria, hasta 48, han sido extinguidos, lo que ha llevado a desactivar el plan contra incendios que había puesto en marcha el Gobierno regional y que los soldados de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se hayan retirado.

Según las fuentes del Gobierno cántabro, los focos de fuego que había en los montes de la región ya están todos extinguidos, incluso el que permanecía activo a primera hora de esta noche, un incendio en la zona de Campoo-Cabuérniga.

Por ese motivo, los soldados de la UME se han retirado, tras considerarse extinguidos la mayoría de los incendios, hasta 48 registrados desde el viernes por la noche hasta este domingo en la comunidad autónoma.

"Increíble" que pudieran iniciarse cien fuegos a la vez

asturias

El presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández, remarcó la simultaneidad con la que se iniciaron más de un centenar de focos de incendio, centrando la urgencia de las actuaciones en evitar que se propague el fuego, una vez estabilizada la situación en la zona.

Fernández, calificó de "realmente increíble" que pudieran iniciarse a la vez más de cien fuegos.

Así, consideraba que "parece imposible en principio" que la simultaneidad sea fortuita, aunque matizaba que en estos momentos lo importante es estabilizar la zona, evitar que se propaguen los incendios y atender a los afectados. "Una vez que se solucione eso será a otros a quienes corresponda determinar el origen de esos focos", ha dicho ante la posibilidad de que se trate o no de acciones intencionadas.

El presidente, que se acercó a la zona más afectada con unos 17 kilómetros desde la sierra a Viavélez, remarcó que en la expansión del fuego han influido las condiciones de viento sur muy cálido y la ausencia de lluvias.

Javier Fernández quiso agradecer el trabajo de todos los profesionales que se han involucrado de forma directa en sofocar el fuego y proteger a la gente. "Está controlado, el viento es menor y ya funciona a la contra. El flanco oeste es el más problemático en este momento, en dirección a Galicia, por eso se están concentrado los esfuerzos para, una vez estabilizado, evitar que se propague", explicó.