Público
Público

Mas de cien ministros buscan consenso sobre cómo financiar la lucha contra el cambio climático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de cien ministros y expertos de la sociedad civil se reúnen a partir de hoy en Mónaco, convocados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA), para buscar formas de financiar el costo de frenar el cambio climático.

La reunión, de carácter consultivo y que durará hasta el viernes, es una convocatoria especial del consejo del PNUMA para preparar los documentos de trabajo de la sesión regular, ya de carácter ejecutivo, que tendrá lugar el año que viene en Copenhague.

El tema central de la reunión es cómo financiar la transición de una economía mundial sucia, desde el punto de vista medioambiental, basada en la energía que producen los combustibles fósiles, a una economía ecológica que no agrave el cambio climático que produce el efecto invernadero.

Junto a los ministros, participan en las reuniones personalidades mundiales de la industria y de la economía que han mostrado sensibilidad ante el problema del cambio climático, científicos, y representantes de organizaciones no gubernamentales, sindicatos y entidades intergubernamentales.

Entre los invitados figuran Tulsi Tanti, director administrativo de la compañía hindú de energía eólica Suzlon; Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, y Juan Somovia, director general de la Organización Internacional del Trabajo.

También asisten Gunter Pauli, empresario y fundador de la iniciativa educativa Zero Emissions Research and Initiatives, y James Cameron, fundador de Climate Change Capital, un grupo de inversiones que se especializa en financiar economías de bajo consumo de carbón.

Entre los científicos, destaca el profesor Ramanathan, del Instituto de Oceanografía Scripps y experto en el efectos invernadero, que investiga la relación entre el hollín en la atmósfera y el deshielo acelerado de glaciares, la reducción en el rendimiento de las cosechas y los cambios en los patrones de las lluvias monzónicas.

Achim Steiner, subsecretario general de las Naciones Unidas y director ejecutivo del PNUMA, afirmó previamente a la inauguración que "la última reunión dio a conocer el Plan de Acción de Bali, y esta es la ruta que siguen más de 190 países para entregar un nuevo acuerdo (sobre cambio climático) que sea decisivo en Copenhague, en el 2009".

"La movilización de fondos, el enfoque hacia los mercados y la promoción de la innovación de nuevas tecnologías serán fundamentales para negociar exitosamente el plan de acción y evitar demasiadas desviaciones y callejones sin salida", añadió.

Según Steiner, "actualmente estamos vislumbrando una transición hacia una sociedad de bajo consumo de carbón, se están invirtiendo miles de millones de dólares en energía renovable y cientos de instituciones con miles de millones de dólares en activos están apoyando las preocupaciones ambientales".

Entre los logros alcanzados hasta ahora, el PNUMA cita la Iniciativa Financiera de Energía Sostenible (IFES), que ayuda a los inversores a ampliar la financiación en los crecientes mercados mundiales de la energía renovable y la eficiencia energética.

Según el PNUMA, en 2006 se financiaron así proyectos por valor de cien mil millones de dólares y casi ciento sesenta mil millones en el 2007.

Otros asuntos que se tratarán en Mónaco incluyen la aprobación de la Estrategia a Mediano Plazo del PNUMA para el periodo 2010-2013.

Según el PNUMA, dicha estrategia tiene como objetivo convertir a la institución en una organización ambiental de las Naciones Unidas que sea más eficiente y que esté mejor dotada para enfrentarse al siglo XXI.

Los ministros también estudiarán un informe sobre cómo reducir el comercio internacional de sustancias peligrosas, con recomendaciones sobre cómo mejorar el manejo de desechos.

Durante la reunión se presentará el informe Anual del PNUMA 2008, que incluye datos sobre la forma en la que el aumento en las emisiones de anhídrido carbónico está provocando la acidificación del mar.

Este informe también presenta datos sobre los mecanismos de retroalimentación que existen en el sistema climático de la Tierra; como por ejemplo la emanación del metano debido al deshielo del permafrost ártico, o cómo el futuro uso de los depósitos de hidrocarburos sólidos marinos pudieran agravar el cambio climático.